El covid acelera la subida de impuestos pactada por el PSOE y Podemos para la legislatura

Llevarán al Congreso, además de la nueva tasa para los más ricos, alzas del IRPF a las rentas altas y de capital


madrid / la voz

Reforma fiscal o, lo que es lo mismo, subida de impuestos a la vista. La pandemia y la necesidad de sufragar la reconstrucción económica y social tras el covid-19 son el argumento con el que el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, defendió ayer en el Senado cambios inminentes en el sistema tributario, que supondrán acelerar las subidas fiscales que Unidas Podemos y el PSOE ya habían pactado en su programa de gobierno de coalición para esta legislatura.

Iglesias se refirió a la bautizada como «tasa covid» o «de reconstrucción», un nuevo impuesto a las fortunas superiores al millón de euros, con la vivienda habitual exenta hasta los 400.000 euros, que su formación ya ha propuesto ante la recién creada comisión de reconstrucción del Congreso.

«Patriotismo fiscal»

Ayer defendió la necesidad del nuevo impuesto -del 2 al 3,5 %, según la fortuna-, que reemplazará al de patrimonio e impedirá bonificaciones autonómicas. «No creo que a nadie con más de un millón de euros le suponga ningún problema hacer un ejercicio de patriotismo fiscal», dijo.

Pero el nuevo tributo no es el único que pretende sacar adelante, presionando a sus socios de Gobierno a través de la comisión de reconstrucción. Iglesias recordó que los impuestos «no son lo suficientemente progresivos» y dijo que esto podría mejorarse «introduciendo reformas en el trato desigual que ahora tienen las rentas del trabajo y las del capital» o modificando algunos «privilegios fiscales inaceptables», ya que «son las grandes empresas y las rentas más altas las que se benefician».

Fuentes consultadas confirmaron que el líder morado ha pactado con Sánchez no solo el impuesto a los grandes patrimonios -la ministra de Hacienda lo rechazó esta semana-, sino también aprobar ya las subidas incluidas en el documento político de diciembre: elevar el IRPF a los tramos superiores de renta (dos puntos a partir de 130.000 euros y el doble desde 300.000), así como subir cuatro puntos el tipo de las rentas de capital de más de 140.000. Según Iglesias, esa «justicia fiscal» es un «consenso transversal» que hoy comparte la ciudadanía, como el ingreso mínimo vital, que se aprobará «en los próximos días» y cuya gestión estará en manos de las Administraciones locales.

Comentarios

El covid acelera la subida de impuestos pactada por el PSOE y Podemos para la legislatura