Torra aprueba subidas de sueldo para los altos cargos y los expresidentes de la Generalitat

PSOE y Cs reprochan el decreto, pero solo el PP votó en contra


REDACCIÓN / AGENCIAS

El Parlamento catalán ha aprobado en el pleno de este jueves el decreto ley 11/2020 por el que se adoptan medidas económicas, sociales y administrativas para paliar los efectos de la pandemia generada por el covid-19, un decreto que incluye además una subida del dos por ciento para los altos cargos, del 0,9% de la asignación para exconsejeros, y la actualización de las pensiones a expresidentes de la Generalitat.

El decreto ley 11/2020, de 7 de abril, ha sido aprobado después de obtener 65 votos a favor, 4 en contra y 65 abstenciones, y se tramitará como proyecto de ley tras haber recibido 69 síes y 65 votos en contra.

En el texto se prevé aplazar diferentes cargas tributarias para afrontar las consecuencias de la pandemia, y se definen los nuevos términos, así como las bonificaciones sobre las tasas, y también se ha creado una ayuda por situación de emergencia para familias separadas involuntariamente debido a las medidas de distanciamiento.

El diputado de Ciudadanos Dimas Gragera ha apuntado que aprobar una subida de sueldo para los expresidentes a través de este decreto supone, en sus palabras, reírse de la oposición y de la ciudadanía, y pide al Govern centrarse en aprobar medidas para el covid-19 porque «subirle el sueldo a Mas y Montilla es totalmente incompatible», en referencia a los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y José Montilla.

Y ha anunciado que desde Cs se registrará próximamente una ley para suprimir los privilegios de ex altos cargos: «Que el único privilegio que tenga un presidente cuando cese de su cargo sea como mucho conservar el pin y sentarse delante en los actos; que cuando un presidente acabe su gestión se busque la vida como hacen todos los catalanes».

Por su parte, la diputada del PSC Alicia Romero ha tildado de impresentable la subida de sueldo a expresidentes que se plantea en la disposición adicional cuarta del decreto, así como el incremento de la paga a exconsejeros en caso de cese -también prevista en el texto-: «En un gobierno que querría ser de izquierdas tocaría el diálogo, la contención y las medidas, no subir el sueldo a altos cargos».

El diputado del grupo de los Comúns David Cid ha tachado los decretos presentados por el Govern de «erráticos y sin prioridades claras» y señala que en ningún momento ha habido diálogo para reformular los presupuestos ni para hablar de la reconstrucción de Cataluña.

«Creo que es una especie de decreto tutti frutti con medidas variadas e inconexas, eso sí con un par como mínimo muy feas, como la subida de sueldos a expresidentes y de las indemnizaciones a exconsejeros en caso de cese», ha dicho.

Comentarios

Torra aprueba subidas de sueldo para los altos cargos y los expresidentes de la Generalitat