Las familias más vulnerables empezarán a cobrar el ingreso mínimo vital en el mes de junio

Sánchez asegura que la medida será «permanente» y tendrá un coste anual de 3.000 millones de euros


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta tarde que las familias españolas en riesgo de pobreza a causa de la crisis del covid-19 empezarán a cobrar el ingreso mínimo vital a partir del mes de junio. 

Aunque no se sabe la cuantía inicial que desembolsará el Ejecutivo ni cómo se coordinará la operación con los servicios sociales a cargo de evaluar las demandas de los solicitantes, Sánchez estima que las ayudas alcanzarán a cuatro de cada cinco personas en riesgo de exclusión y pobreza severa. Según los cálculos del equipo del Gobierno, hasta 850.000 hogares vulnerables, la mitad de ellos con hijos a cargo, podrán acceder a este «complemento». Y es que no se articulará como una renta. «La cuantía dependerá del número de miembros del hogar, se analizarán las rentas y se cubrirán hasta alcanzar el ingreso mínimo que se establezca para ese tipo de hogar», explicó Sánchez, quien garantiza que esta ayuda será «habitual y permanente».

Comparecencia de Pedro Sánchez desde la Moncloa El presidente del Gobierno responde a preguntas de la prensa tras el discurso habitual durante el estado de alarma y después de la polémica protagonizada por el pacto firmado por el PSOE y Unidas Podemos para la derogación de la reforma laboral

El Ejecutivo aprobará la medida en el próximo Consejo de ministros de la semana que viene: «Ni el Gobierno ni la sociedad española mirará a otro lado mientras se forman colas en las urbes para comer. No nos cruzaremos de brazos, como en la crisis anterior», deslizó el presidente. Su equipo económico calcula que el despliegue de la red de protección social tendrá un coste anual para las arcas públicas de 3.000 millones de euros

La renta «permanente» se alimentará con deuda

C. Porteiro

La Seguridad Social aumentará su déficit para extender una red de seguridad básica a 850.000 hogares

«No miraremos hacia otro lado mientras hay compatriotas haciendo colas para comer», deslizó esta tarde Sánchez tras anunciar que el ingreso mínimo vital (IMV) verá la luz en junio. Será mínimo, será vital y será «permanente». Ese es uno de los puntos críticos en los que se quiebra el consenso sobre la necesidad de extender una red de seguridad bajo los pies de las familias más vulnerables. Muchas ya lo eran antes de que el covid-19 convulsionara sus vidas (26,5 % de la población en peligro de pobreza), pero la devastación que ha dejado ha apremiado al ministro José Luis Escrivá a dar forma, bajo la presión de su socio morado de Gobierno, a una medida que venía pergeñando desde su etapa al frente de la Airef. Algunos expertos aplauden la medida y otros cuestionan su eficacia alegando que será un incentivo perverso para no trabajar, a pesar de estar condicionada a la búsqueda activa de empleo.

Seguir leyendo

Comentarios

Las familias más vulnerables empezarán a cobrar el ingreso mínimo vital en el mes de junio