Naturgy se rearma para competir con las petroleras convertidas en eléctricas

Ficha a un exdirectivo de Vodafone para dirigir una nueva unidad de comercialización minorista


La Voz

La irrupción en el mercado de comercialización de energía eléctrica y gas de tres grandes petroleras (Repsol, Cepsa y la última, Total, tras la compra de buena parte de los activos de EDP en España) ha llevado a Naturgy a rearmarse para hacer frente a la fuerte competencia. Para ello, Francisco Reynés, presidente ejecutivo de la empresa, avanzó la reorganización de la estructura directiva con la creación de tres grandes unidades. Una de ellas, la de comercialización minorista, estará dirigida por Carlos Vecino, exdirectivo de Vodafone, que será el encargado de dar la batalla por la captación de nuevos clientes.

Reynés admitió que «este mercado [en referencia al de comercialización de luz y gas] está cambiando muy rápido, se está convirtiendo en muy competitivo y ahora, además, empiezan a entrar a jugar competidores con grandísimo músculo financiero, esto empezó a ocurrir con Repsol, y ahora con Total. El mercado requiere una respuesta por parte de los que tenemos la experiencia desde hace mucho tiempo. De alguna forma nos están agitando unos nuevos actores y nos están forzando a tomar decisiones, a reaccionar. Por eso vamos a crear esa nueva unidad, que viene con ganas de ser disruptiva, porque vienen actores muy potentes y tenemos que reaccionar».

Vienen actores muy potentes y tenemos que reaccionar

La reorganización interna de la cúpula de Naturgy se completa con la creación de las unidades de gestión de la energía y redes, dirigida por Pedro Larrea, hasta hace unos meses consejero delegado del grupo Villar Mir; y la de renovables, innovación y nuevos negocios, en manos de Jorge Barredo, fundador y presidente de la empresa de renovables X-Elio.

El presidente de Naturgy avanzó que estos tres nuevos fichajes dependerán directamente de él.

Tras la junta de accionistas telemática, Reynés explicó que la crisis del coronavirus —que ha provocado, según detalló, «una caída nunca antes vista en los mercados energéticos»— ha obligado a la tercera compañía eléctrica del país a tomar medidas. Entre ellas, la revisión de objetivos del plan estratégico para «adecuar velocidades y prioridades de inversión» porque «estamos en medio de una tormenta». Aunque Reynés no quiso dar detalles todavía de cómo se hará, porque «el tamaño del problema económico es incierto, así como la profundidad y la velocidad de salida», sí confirmó que no afectará a la política del reparto de dividendo.

La crisis también ha obligado a la empresa de renegociar el precio de todos los contratos de suministro de gas, ante la fuerte caída de las cotizaciones internacionales por el desplome de la demanda.

Reynés avanzó, eso sí, que descarta la presentación de expedientes de regulación de empleo para ajustar plantilla, aunque seguirán produciéndose acuerdos individuales con algunos trabajadores para salir de la empresa. A 31 de marzo pasado, la eléctrica tenía 11.081 trabajadores, según datos de sus resultados del primer trimestre. A finales de diciembre eran 12.138, o sea, un millar más.

Naturgy tenía en marzo 11.081 empleados, tres meses antes, 12.138

El máximo directivo de la compañía avanzó que 125.000 clientes han solicitado el aplazamiento del pago de facturas durante el estado de alarma, algo de lo que se felicitó porque «es nuestro granito de arena para ayudar a la economía familiar».

Tercera en luz, primera en gas

De acuerdo con los datos oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el grupo Naturgy tenía, a 30 de junio del año pasado, 4,3 millones de puntos de suministro eléctrico en toda España, lo que suponía una cuota de mercado del 14,8 %. Solo Endesa e Iberdrola, con algo más de diez millones de abonados cada una, superaban esos datos. Entre las tres manejaban el 83 % del total de clientes. Sin embargo, la suma de las pequeñas comercializadoras independientes arrojaba 2,3 millones de puntos de suministro (7,8 % de cuota de mercado); y Repsol, 763.528, y el 2,6 % del total.

En gas, en cambio, Naturgy es la primera de España, con cuatro millones de clientes y un 51,7 % de cuota de mercado.

En Galicia, la firma distribuye electricidad a 1,65 millones de puntos de suministro en 285 municipios gallegos, y comercializa energía eléctrica para más de 1,4 millones de clientes y gas para 227.000.

La petrolera gala Total releva a la lusa EDP como cuarta eléctrica de España

F. Fernández
La central de carbón de Aboño, en Asturias, seguirá en manos de EDP
La central de carbón de Aboño, en Asturias, seguirá en manos de EDP

El grupo francés compra por 515 millones buena parte de los activos de la portuguesa

Otra gran petrolera aterriza en el mercado eléctrico. Además de Repsol y de Cepsa, ahora es la francesa Total la que se lanza al negocio de la comercialización de kilovatios hora. Pero no parte de cero, sino que lo hace tras comprarle a la lusa EDP buena parte de sus activos a cambio de 515 millones de euros. Gracias a eso, la compañía se convierte en la cuarta eléctrica de España por puntos de suministro. Concretamente, Total se queda con los clientes domésticos de la portuguesa: 1,2 millones en el mercado libre, aunque en suma gestionará 2,5 millones de contratos (incluyendo los de gas y otros de servicios), según EDP.

Seguir leyendo

Comentarios

Naturgy se rearma para competir con las petroleras convertidas en eléctricas