El Gobierno vasco pide el traslado de 300 presos, entre ellos 200 etarras

El PNV vuelve a acusar a Sánchez de «desleal» tras su reciente acuerdo con Bildu

Una manifestacion ilegal de protesta y apoyo al terrorista de ETA Patxi Ruiz terminó en enfrentamientos con la policia en Pamplona
Una manifestacion ilegal de protesta y apoyo al terrorista de ETA Patxi Ruiz terminó en enfrentamientos con la policia en Pamplona

Madrid / Agencias

El Gobierno Vasco ha pedido al Ejecutivo central que acerque a los presos vascos a cárceles ubicadas en sus territorios, tanto a los condenados por terrorismo como al resto, con el fin de evitar a sus familiares y allegados los desplazamientos para visitarles en la actual situación de crisis sanitaria por el coronavirus.

El secretario general de Derechos Humanos del Ejecutivo autonómico, Jonan Fernández, argumentó la solicitud en que esta situación sanitaria «se va a prolongar durante los próximos meses, probablemente, a lo largo del próximo año y medio», comentó en una Radio Euskadi.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, su portavoz Josu Erkoreka justificó el emplazamiento trasladado el pasado viernes a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias está avalado por un informe de la Dirección de Salud Pública del Gobierno vasco que desaconseja este tipo de «movilizaciones masivas, relevantes» de familiares de presos a cárceles «muy lejanas» al compartirse espacios comunes en los centros entre personas que provienen de espacios geográficos también distantes.

Según Erkoreka, el informe mantiene que «no es muy recomendable» mantener una situación que se acentuará en el momento en el que se levante el estado de alarma.

El dirigente nacionalista detalló que este planteamiento incluye a los presos por todo tipo de delitos, no solo por terrorismo, y que no se circunscribe a los presos vascos, «se plantea con respecto al colectivo de la población penitenciaria porque se pueden dar situaciones equivalentes». Hasta el momento no han recibido respuesta del Gobierno central.

De los alrededor de 330 presos vascos o con arraigo local que están distribuidos en diferentes cárceles españolas del Estado, más de 200 son de ETA.

La asociación de víctimas del terrorismo Covite calificó de «indecente» la conducta del Gobierno vasco, al que acusa de «aprovechar la excepcionalidad de una crisis sanitaria sin precedentes para reclamar el acercamiento», dice un comunicado recogido por Efe. 

La «deslealtad» hacia el PNV

A falta de que el Gobierno decida si vuelve a solicitar en el Congreso una nueva prórroga de alarma la próxima semana, lo que sí parece claro es que de hacerlo, los votos del PNV volverán a ser decisivos en el signo de la votación. La líder del partido en Vizcaya, Itxaso Atutxa, volvió a cargar este martes contra el Ejecutivo por el secretismo con el que la pasada semana cocinó su acuerdo con Bildu para proceder de forma acelerada a la derogación «íntegra» de la reforma laboral, acusando a Sánchez de haber actuado de forma «desleal», pero asegurando que en su formación no están «enojados».

Los ataques de radicales a sedes de partidos políticos ascienden hasta 36 en los últimos días 

La madrugada del martes fueron atacados cinco batzokis en Vizcaya ascienden a cinco, por lo que el total de sedes del PNV saboteadas en los últimos días asciende a 20. Los asaltantes, vinculados al ala más radical de la izquierda aberzale, llaman en las pintadas «asesinos» a los simpatizantes del PNV, les recuerdan la huelga de hambre del preso de ETA Patxi Ruiz y reclaman la amnistía total para todos los reclusos de la banda.

Los actos de extorsión también fueron dirigidos hacia políticos de otro color. Las fuerzas de seguridad contabilizan hasta 36. La pasada semana la máxima representante del PSOE en el País Vasco sufrió en su domicilio particular un ataque con pintura roja y el lanzamiento de pasquines.

Comentarios

El Gobierno vasco pide el traslado de 300 presos, entre ellos 200 etarras