El PNV se abre a prorrogar el estado de alarma a cambio de más cesiones a las autonomías

Ortuzar insiste en que sería la última prórroga y admite el enfado por el pacto con Bildu

Andoni Ortúzar, presidente del PNV, en un acto de la formación nacionalista
Andoni Ortúzar, presidente del PNV, en un acto de la formación nacionalista

REDACCIÓN / AGENCIAS

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez que, si hay una nueva prórroga del estado a alarma, tendrá que ser la última, y pedirá respeto al ámbito competencial de cada comunidad autónoma. En concreto, ha apuntado que se debe abrir paso a que el Gobierno vasco «gestione el cien por cien de sus competencias ya en ese camino hacia la normalidad».

Tras admitir «el enfado» de su partido por el acuerdo de la reforma laboral del Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos con EH Bildu porque se «incumplió» el pacto de investidura suscrito con los jeltzales, ha afirmado que su forma de hacer política no consiste en «tirarse los trastos a la cabeza», como ocurrió ayer en el Congreso de los Diputados, sino llegar a pactos beneficiosos para Euskadi, como el del traspaso de la gestión a Euskadi y Navarra del Ingreso Mínimo Vital (IMV), «pese a las desavenencias».

Ortuzar ha explicado que tendrán que hablar de la nueva prórroga del estado de alarma con el Ejecutivo para ver «cómo se materializa» y espera que este les haga un planteamiento «con un poquito más de anticipación y antelación» de lo que lo suele hacer.

A su juicio, de materializarse la sexta prórroga, esta debería ser «la última y tendría que abrir la puerta a la normalidad y también a la normalidad institucional», para que «cada institución haga lo que tenga que hacer». «El Gobierno Vasco debiera gestionar el cien por cien de sus competencias ya en ese camino hacia la normalidad», ha añadido.

Tras recordar que su partido ha sido «crítico con la manera en que se ha puesto en marcha el estado de alarma», ha indicado que, «aún así le hemos dado nuestro OK en todas la ocasiones». «Yo creo que se puede discrepar y manifestar otro punto de vista, pero una vez que no ha sido aceptado, hay que reconocer también que la situación era de una gravedad tremenda, de desconocimiento, porque nos ha pillado a todos sin saber cómo hacer esto, y hacían falta instrumentos excepcionales también para hacerle frente», ha manifestado.

El líder jeltzale ha reconocido que ellos no lo habrían hecho «así», pero han querido «arrimar el hombro en cada una de las prórrogas desde esa visión crítica». Para apoyar la última prórroga, la quinta, ha recordado que el PNV «no puso nada encima de la mesa» a cambio.

«Intentamos ser bastante cuidadosos en las negociaciones y medir en cada momento qué es lo conveniente o no. Ahora lo que tocaría sería hablar del decreto de prórroga de ese estado de alarma y ver cómo somos capaces de combinar lo que el Gobierno quiere garantizar con ese respeto al ámbito institucional de cada Gobierno, de cada Comunidad Autónoma, que nosotros creemos que es compatible», ha indicado.

En este sentido, ha recordado que la situación sanitaria mejora en todos los ámbitos, y «hay que ir dando salida a este estado de alarma en función de cuáles sean las condiciones sanitarias y la capacidad de respuesta que tenga cada zona, cada comunidad autónoma, cada ámbito territorial en ese momento».

Andoni Ortuzar ha reconocido que el acuerdo del Gobierno con EH Bildu sobre la reforma laboral les molestó porque, «al hacerlo así, incumplían el acuerdo que tenía suscrito con el PNV desde la investidura». «En uno de sus puntos dice que, cuando haya modificaciones legales de este calado, tienen que consultarnos a nosotros antes, porque van a contar con nuestro voto», ha precisado.

A su juicio, «no puede ser que pacten con terceras formaciones políticas, da igual si es Bildu o cualquier otra, y estén comprometiendo el voto del PNV». «Para comprometer el voto del PNV, hay que hablar y acordar con el PNV. No se puede hacer de esa manera», ha señalado.

Ortuzar ha asegurado que no tienen «un ataque de celos» porque el Ejecutivo «se haya acercado a Bildu». «Se habrá dado cuenta ya, a estas alturas, que todo el que se acerca a Bildu, se quema», ha indicado.

Por ello, ha insistido en que su «enfado» respondía a que «habían incumplido» el acuerdo suscrito con los jeltzales y que, además, «habían dado por supuesto» que el PNV iba a estar en una reforma sin ser consultado. «No le voy a ocultar que hacer eso a mes y medio de unas elecciones vascas reñidas, tampoco es plato de buen gusto para nosotros», ha subrayado.

El presidente del EBB ha dicho que el Gobierno «sabrá con quién tiene que hablar y cuáles son los votos que le sacan de los apuros y cuáles no». «Lo más sorprendente de lo que pasó el miércoles pasado es que ese acuerdo no le sacaba de pobre al Gobierno. La abstención de Bildu no era necesaria y, en caso de que nosotros cambiásemos nuestro sentido o Ciudadanos, tampoco era suficiente. Por eso, desde el punto de vista táctico-político era difícil de entender», ha indicado.

El Gobierno pacta con el PNV la transferencia del ingreso mínimo al País Vasco y Navarra

La Voz
Sánchez y Aitor Esteban
Sánchez y Aitor Esteban

Los nacionalistas celebran que el acuerdo supone «un logro político en un contexto de tentaciones recentralizadoras»

El Gobierno ha firmado un acuerdo con el PNV para transferir la gestión del Ingreso Mínimo Vital al País Vasco y Navarra, con fecha límite del 31 de octubre de 2020 para materializar el traspaso, según ha informado el partido nacionalista en un comunicado.

Según el acuerdo alcanzado, la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral Navarra asumirán las funciones y los servicios correspondientes al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en relación al Ingreso Mínimo Vital.

El texto del acuerdo alcanzado en este sentido por el Gobierno central y el PNV quedará plasmado en el Real Decreto Ley por el que se apruebe el Ingreso Mínimo Vital.

Seguir leyendo

Comentarios

El PNV se abre a prorrogar el estado de alarma a cambio de más cesiones a las autonomías