Dos años de la moción que tumbó a Rajoy y encumbró por sorpresa a Sánchez

Gonzalo Bareño Canosa
gonzalo bareño REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Rajoy, tras su discurso en el Congreso durante la moción de censura de los días 31 de mayo y 1 de junio del 2018
Rajoy, tras su discurso en el Congreso durante la moción de censura de los días 31 de mayo y 1 de junio del 2018 J.J. Guillén

El nuevo Ejecutivo sigue gobernando con los Presupuestos presentados por Montoro

14 oct 2020 . Actualizado a las 13:54 h.

«Muchas gracias señor presidente, muchas gracias señor presidente». Con esa inédita fórmula, mirando primero a Mariano Rajoy y luego a Pedro Sánchez, la entonces máxima responsable del Congreso, Ana Pastor, dio por concluido el debate de la moción de censura que convirtió al líder socialista en el primer presidente del Gobierno que accede al cargo con ese mecanismo constitucional. Se cumplen mañana dos años de esa fecha histórica, que abrió un período en el que, también por primera vez, el PSOE ha gobernado en colaboración con un partido situado a su izquierda. Estas fueron las claves y lo que vino después:

El Giro del PNV

De apoyar los Presupuestos a tumbar a Rajoy. Solo una semana antes de que tener que abandonar la presidencia tras su derrota parlamentaria, Mariano Rajoy había logrado forjar una mayoría capaz de aprobar los Presupuestos del año 2018. Algo que parecía dejar encarrilada la estabilidad de la legislatura. El giro del PNV, que ocho días después de apoyar aquellas cuentas optó a favor de la destitución del líder del PP, propició su caída.

LA sentencia contra el PP

Una derrota inesperada. Tras la sentencia de la Audiencia Nacional por la primera causa del caso Gürtel, en la que? se condenaba al PP como partícipe a título lucrativo, Sánchez maniobró con rapidez para poner en marcha una moción de censura que presentó el 25 de mayo sin tener garantizados los apoyos. Ana Pastor fijó la fecha de la votación de forma inmediata para el 31 de mayo y 1 de junio. Rajoy estaba entonces convencido de que no prosperaría. Pero finalmente Sánchez fue investido con 180 votos a favor (PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDC, PNV, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias), 169 en contra (PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias) y una abstención (Coalición Canaria).