El Gobierno busca otro socio industrial como alternativa al cierre de Nissan

Maroto avanza que manejan un proyecto para salvar el «mayor número posible de empleos»


La Voz

El Gobierno está trabajando en proyectos alternativos al cierre de la planta de Nissan de Barcelona, entre ellos uno de micromovilidad, con o sin el fabricante japonés, con el objetivo de poder salvar «el mayor número posible» de empleos, avanzó la ministra de Industria, Reyes Maroto, en una entrevista con Efe. El fabricante anunció el jueves su decisión de cerrar sus centros de Barcelona con unos 3.000 empleados. «El diálogo con Nissan sigue abierto. Nosotros les presentamos un plan de incentivos para poder garantizar la viabilidad de la planta que sigue encima de la mesa», añadió Maroto, quien también apuntó que si la empresa japonesa rechaza el proyecto, buscarán «otro socio industrial» para sacarlo adelante.

La ministra recordó que mientras el cierre costará más de 1.000 millones, con 400 millones se podría sacar adelante un plan industrial con un nuevo vehículo «moderno» que permitiría mantener las capacidades productivas.

«Lo podemos hacer con Nissan o, en su caso, buscar otro socio industrial», subrayó Maroto.

Por su parte, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, lanzó un llamamiento a «la unidad de las Administraciones, los agentes económicos y sociales» para evitar «el presunto cierre de Nissan». El político destacó que «todas las instituciones estamos diciendo lo mismo: no damos por válido el cierre de Nissan. Torra añadió: «Queremos una respuesta por parte de Japón, hablar con ellos. No se puede cerrar y enviar a la calle a 25.000 familias en seis meses. Nos parece más que injusto: una equivocación terrible».

El fantasma de la deslocalización sobrevuela la automoción

j. m. c.

La fabricación de vehículos en España, noveno productor del mundo, se desplomó un 45 % en marzo

El cierre de Nissan en Barcelona ha llegado en el peor momento, cuando las fábricas retoman poco a poco la actividad tras el parón de los meses de marzo y abril. Y con la soga al cuello de la incógnita de cómo se comportarán las ventas de automóviles en el mercado español, al que destinan una cuarta parte de su producción; y, sobre todo, en el resto de los países, el destino o del 75 % de lo que exportan. La fabricación de vehículos en España, noveno productor del mundo, se desplomó un 45 % en marzo. La patronal Anfac asume que en el conjunto del año se fabricarán hasta 700.000 unidades menos que en el 2019. Se harán unos dos millones, como en el 2012.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Gobierno busca otro socio industrial como alternativa al cierre de Nissan