Un irlandés y un luxemburgués, los contrincantes de Calviño para asir el timón del Eurogrupo

c. p. REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

JULIEN WARNAND

La española encarna el pragmatismo y la tenacidad en las negociaciones

11 jun 2020 . Actualizado a las 08:46 h.

Mario Centeno dará hoy el pistoletazo de salida a la carrera por su sucesión. Lo hará despidiéndose de los que han sido sus compañeros en los últimos dos años y medio. Su salida no ha cogido a nadie por sorpresa. Algunos ministros ya habían tomado posiciones previendo el desenlace. Hoy mismo comenzará una campaña tan corta como intensa. El próximo 9 de julio el Eurogrupo deberá anunciar el nombre de su nuevo presidente y por el momento solo suenan tres nombres. El de Nadia Calviño cobra fuerza. La ministra española de Economía cuenta con la baza de su larga experiencia de alta funcionaria en Bruselas y su reconocido pragmatismo y tenacidad a la hora de negociar. Para un organismo como el que podría presidir, desvencijado y enfrentado entre el norte y el sur a costa de la crisis y los torpedos a una mayor integración en la zona euro, su figura puede insuflar energía a un proyecto en horas bajas. Su elección no cambiaría el equilibrio de fuerzas políticas y cuenta con la simpatía de las grandes potencias del euro.

En el campo de batalla tendrá que batir a dos contrincantes con perfiles de menor envergadura: el ministro de Finanzas luxemburgués, Pierre Gramegna, y su homólogo irlandés, Paschal Donohoe. El primero es un viejo conocido en la burbuja comunitaria. El liberal, quien trabaja en coalición con ecologistas y socialdemócratas, se quedó a las puertas de la presidencia del Eurogrupo en la segunda ronda de votaciones en la que se impuso Centeno. Su figura podría aunar el consenso entre los países liberales y ortodoxos del norte con los del sur. Parte con dos grandes desventajas: Luxemburgo lleva años sobrerepresentado en las instituciones comunitarias y sigue siendo considerado un paraíso fiscal dentro de la UE. No parece que esa sea la mejor carta de presentación para liderar un organismo que tiene entre sus planes lograr una fiscalidad más justa.

La opción más atractiva para los halcones del euro como los Países Bajos es la del ministro irlandés, Paschal Donohoe. Tiene un perfil bajo, sin un historial de enfrentamientos políticos previos con otros compañeros, y forma parte de la familia conservadora. Aunque su vida política ha sido intensa, también ha trabajado en el sector privado, para la multinacional Procter & Gamble en el Reino Unido. El 12 de julio del 2013 fue nombrado ministro de Asuntos Europeos.

El perfil tecnócrata y dialogante de Nadia Calviño la coloca en lo alto de las quinielas para heredar el timón del Eurogrupo

C. P.

El sucesor de Centeno se dará a conocer el próximo 9 de julio. Para esa fecha, los candidatos ya habrán puesto todas sus cartas sobre la mesa para heredar el timón del Eurogrupo. La elección se hará ese mismo día, pero el testigo se cederá el 13 de julio.

Los contendientes apenas dispondrán de un mes para convencer a una mayoría simple de sus compañeros (la mitad más uno). No será una tarea sencilla. Uno de los nombres que más se repiten en las quinielas es el de la ministra española de Economía, Nadia Calviño. La coruñesa, que ya optó a la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de que el Gobierno retirara su candidatura en el 2019, cuenta con un bagaje difícil de batir fuera de la carrera política. Su etapa al frente de la Dirección General de Presupuestos de la UE, su perfil tecnócrata y la brillante carrera de funcionaria que atesora hace que su figura sea atractiva para muchas cancillerías europeas.

Seguir leyendo