Felipe González mantiene su desafío al Gobierno y los socios de Sánchez exigen que dé explicaciones sobre los GAL

Cuestiona la respuesta del Ejecutivo a la crisis del coronavirus y sus alianzas

Felipe González
Felipe González

Madrid / La Voz

«No estoy en esa corriente oportunista que dice: donde está el poder ahí estoy». Felipe González mantiene su desafío al Gobierno. Y se ha convertido ya en una cuestión incómoda para Pedro Sánchez por su insistencia en cuestionar a Unidas Podemos. Tras calificar al actual Ejecutivo como «el camarote de los hermanos Marx», ayer recordó su clásica cita de Confucio: «Gato blanco o gato negro, da igual; lo importante es que cace ratones», para cuestionar la respuesta del Gobierno a la crisis provocada por el covid-19 y las alianzas políticas de Sánchez. González defendió la propuesta del eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano de pactar una «tregua» de seis meses entre todos los partidos para acordar las medidas necesarias para superar la crisis del coronavirus. Y criticó al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por hablar del «bajo valor añadido» del turismo. «Si el empleo no es un valor añadido, tiene razón. Si el empleo es importante, se equivocó», señaló con ironía. Arremetió también contra los independentistas, sobre los que se preguntó: «¿Por qué van a ayudar a la reconstrucción de España si ese no es su proyecto?», al tiempo que recordó que una diputada de ERC ya dijo que «la gobernabilidad de España le importa un comino». González ignoró las críticas que recibe e indicó que «no ofende quien quiere, sino quien puede».

Esos posicionamientos críticos le han convertido en diana no solo del líder del partido morado, Pablo Iglesias, que llegó a acusarlo de tener «el pasado manchado de cal viva», sino también de los socios de investidura de Sánchez. Bildu aprovechó la publicación de un informe de la CIA desclasificado en el 2017 que vincula al expresidente con los GAL para reclamar su comparecencia ante la Comisión de Interior para dar explicaciones de su «implicación directa» en «la creación» del grupo terrorista. 

Responsabilidad por los GAL

Y tanto el PNV como ERC adelantaron que votarán a favor de esa petición si pasa el filtro de la Mesa. E incluso Gerardo Pisarello, de En Comú Podem, socio del Gobierno, dijo que es bueno que «haya debate y se depuren responsabilidades» sobre esta cuestión. Aunque la relación del expresidente con Pedro Sánchez es nula, ayer el PSOE salió en su defensa. «No somos nosotros precisamente de revisar cosas que ya está juzgadas y sentenciadas», afirmó la vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, quien añadió que González es «el presidente que modernizó este país» y tiene «todo el apoyo del PSOE».

La posición de González contrasta con la de otro expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, firme defensor de la alianza de los socialistas con Unidas Podemos, aunque en su caso su apoyo al régimen de Nicolás Maduro y sus descalificaciones hacia Cs, partido con el que Sánchez pretende estrechar vínculos ahora, hacen que el actual líder del PSOE también marque distancias con él.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Felipe González mantiene su desafío al Gobierno y los socios de Sánchez exigen que dé explicaciones sobre los GAL