La recuperación del empleo prima a los mayores de 50 y castiga a los jóvenes

Gabriel Lemos REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Luca Piergiovanni

La ayuda a los autónomos se prorrogará a partir de julio pero con más restricciones

19 jun 2020 . Actualizado a las 08:50 h.

La Seguridad Social ha recuperado, en apenas mes y medio, más de 286.000 cotizantes, casi un tercio de los puestos de trabajo perdidos en las semanas más duras del confinamiento. Así lo avanzó ayer el ministro José Luis Escrivá durante su comparecencia en la comisión de Trabajo del Senado, en la que detalló la evolución del mercado laboral, que a su juicio muestra no solo que la economía ya tocó fondo y ha iniciado el rebote, sino que el modelo pactado por el Gobierno con los agentes sociales para incentivar la salida de trabajadores del ERTE exonerando sus cotizaciones sociales ha funcionado.

En ese sentido, destacó que, de los casi 3,4 millones de asalariados que llegaron a tener su empleo regulado en la primera semana de mayo, 1,1 millones ya han vuelto a la actividad. Así, actualmente, quedan unos dos millones de personas en un ERTE de fuerza mayor, un 35 % menos que a principios de mayo, y 320.000 en un ajuste de empleo por causas económicas, técnicas y organizativas, lo que supone un descenso del 20 % en el último mes y medio.

Claro que esa recuperación del mercado laboral está siendo muy desigual. Si en los ERTE el ritmo de reactivación está muy marcado por las fases de la desescalada en la que se encuentra cada región y las limitaciones que aún pesen sobre los distintos sectores de actividad (caso de los aforos en la hostelería y el comercio), en la creación de empleo los datos revelan que las empresas están tirando de los trabajadores con más experiencia para reforzar sus plantillas.