Tres mujeres acabaron en el hospital tras una pelea en una tienda de Zara en Pontevedra

Los hechos ocurrieron junto a los probadores de la tienda de Pontevedra, donde una persona tiró al suelo a otras dos y les dio patadas en el estómago, puñetazos y tortazos

La tienda de Zara está en Benito Corbal, la calle más comercial de Pontevedra
La tienda de Zara está en Benito Corbal, la calle más comercial de Pontevedra

Pontevedra

«¿Qué pasó en Zara, que tuvo que ir la policía?». Esa era la pregunta que circulaba ayer por las redes sociales en Pontevedra. Los que preguntaban habían visto o oído que, el sábado a última hora de la tarde, la policía hiciera incursión en la tienda de moda. Y, por tanto, suponían que algo habría sucedido dentro. Efectivamente, así era. El sábado, tres mujeres acabaron siendo atendidas en Urgencias del hospital pontevedrés de Montecelo tras una pelea junto a los probadores, tal y como recoge el parte de la Policía Local de Pontevedra. 

Todo ocurrió poco después de las ocho de la tarde. Allí, tal y como explica la Policía Local, una clienta de 30 años de edad pretendía entrar en el probador con un total de seis prendas. Pero una dependienta le indicó que, a raíz de la pandemia, solamente se puede acceder con cuatro piezas. Al parecer, la reacción de la mujer fue nefasta, llegando a lanzarle la ropa a la cara a la empleada. 

Otra clienta más mayor, de 55 años, que también estaba en la zona de probadores y que se quedó anonadada con semejante escena, le recriminó a esta persona que tratase así a la dependienta. Entonces, y según lo que declaró esta persona y algunos testigos a la Policía Local de Pontevedra, la mujer se sulfuró aún más y le dio un tortazo enorme a esta otra clienta de 55 años, que cayó al suelo. Pese a haberla tirado, y siempre según la versión policial, continuó con la agresión, llegando a darle patadas en el estómago y a hacer que sangrase por la boca. 

Otra clienta más, en este caso de 61 años, intentó mediar en la agresión. Y salió mal parada, ya que la mujer de 30 años también la agredió a ella que, como la otra persona, acabó en el suelo y con varios golpes. 

Una patrulla de la Policía Local de Pontevedra hizo acto de presencia en Zara para tratar de calmar los ánimos. Con los agentes en la tienda, la supuesta agresora, que estaba con su marido, trató de justificarse diciendo que la habían insultado. Concretamente, señalaba que le habían dicho que era «un animal» y que por eso reaccionó así. Pero lo cierto es que la versión de las dos mujeres agredidas, de algunos testigos más y de la dependienta apuntaban a que ella la emprendió a golpes tras ser advertida de que no podía entrar en el probador con tantas prenda, tal y como atestigua la policía. 

Sea como fuere, las tres mujeres que se vieron envueltas en la pelea precisaron atención sanitaria. Una ambulancia del 061 la que acudió a la tienda de moda para prestarles los primeros auxilios. Luego, las tres fueron atendidas en el hospital de Montecelo, tal y como se recoge también en el parte policial. En el caso de las dos personas supuestamente agredidas, tenían distintos golpes. La supuesta agresora se quejaba de una lesión en un dedo, que según decía ella le habían provocado dándole con un bolso. Se supone que habrá denuncias cruzadas entre las partes a cuenta de esta algarada. 

Comentarios

Tres mujeres acabaron en el hospital tras una pelea en una tienda de Zara en Pontevedra