Maduro abre una crisis con la UE al expulsar a la embajadora comunitaria

El régimen chavista concede 72 horas a la embajadora de la Unión Europea en Venezuela y Borrell anuncia «medidas de reciprocidad»


Redacción | Agencias

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este lunes que la embajadora de la Unión Europea (UE), Isabel Brilhante Pedrosa, tiene 72 horas para abandonar el país ante las políticas «colonialistas» de Bruselas, horas después de que los Veintisiete incluyeran a once altos cargos del Gobierno venezolano en su lista de sanciones por el papel de estos en la represión. La Unión Europea ha expresado este martes su rechazo por la decisión y ha anunciado «medidas de reciprocidad».

«He decidido darle 72 horas a la embajadora de la Unión Europea para que abandone nuestro país», manifestó la  noche del lunes el presidente Maduro, durante la última ceremonia de entrega del premio nacional de periodismo Simón Bolívar, según recoge Europa Press.

«¡Ya basta del colonialismo europeo contra Venezuela!», ha expresado Maduro, quien ha señalado que «se le presta un avión» a Pedrosa «para que se vaya, pero ya». «Vamos a ordenar nuestras cosas con la Unión Europea y vamos a ir paso a paso y ya basta y si no nos quieren que se vayan, si no respetan a Venezuela que se vayan a Venezuela hay que respetarla como integridad, como nación», insistió  Maduro.

La decisión del presidente Maduro se produce después de que el Consejo de la UE adoptara un paquete de nuevas sanciones -que impone la congelación de activos y la prohibición de entrada a suelo comunitario- a once altos cargos del Gobierno de Nicolás Maduro, chavistas vinculados a la represión y la oposición aliada del régimen, entre ellos Luis Eduardo Parra, que fue elegido como presidente de la Asamblea Nacional, ignorando la designación por la oposición mayoritaria de Juan Guaidó.

Con esta nueva decisión se eleva a 36 el número total de autoridades venezolanas sobre las que el bloque comunitario ha impuesto medidas coercitivas como la congelación de haberes y la prohibición de entrada en territorio de la UE.

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, condenó este martes la expulsión y aseguró que se tomarán «las medidas necesarias habituales de reciprocidad». «Condenamos y rechazamos la expulsión de nuestra embajadora en Caracas», manifestó Borrell en un tuit esta mañana, en el que subrayó que habrá una respuesta recíproca.

Comentarios

Maduro abre una crisis con la UE al expulsar a la embajadora comunitaria