Muere Georg Ratzinger, hermano del papa emérito Benedicto XVI

La Voz

ACTUALIDAD

Benedicto XVI, a la izquierda, y su hermano Georg Ratzinger
Benedicto XVI, a la izquierda, y su hermano Georg Ratzinger L'OSSERVATORE ROMANO

Era tres años mayor que Joseph y estaba gravemente enfermo. Durante 30 años dirigió el coro infantil de la catedral de Ratisbona, formación musical de renombre internacional

02 jul 2020 . Actualizado a las 09:10 h.

Georg Ratzinger, hermano del papa emérito Benedicto XVIha fallecido a la edad de 96 años, informó este miércoles la diócesis de Ratisbona, que no ofreció más detalles sobre la muerte del sacerdote, que se encontraba gravemente enfermo. «Su grave enfermedad y creciente debilidad se hicieron públicas cuando el papa emérito, Benedicto XVI, le visitó en Ratisbona del 18 al 22 de junio del 2020», recordó la diócesis, según recoge Efe, al comunicar el deceso. Joseph Ratzinger voló entonces desde el Vaticano a Múnich para visitar a su hermano acompañado de su secretario personal, el arzobispo Georg Gänswein, un médico, una enfermera una de las personas que lo cuida y el comandante adjunto del Cuerpo de Gendarmería del Estado de la Ciudad del Vaticano.

El hermano del papa emérito nació el 15 de enero de 1924 en Pleiskirchen (Alta Baviera) y fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1951, junto con su hermano Joseph, tres años menor. El 1 de junio de 1964 Georg Ratzinger asumió el cargo de director de la catedral de Ratisbona y ha sido responsable de la dirección musical del coro infantil del templo durante 30 años. En 1976 celebró el milenario del coro. Esta formación musical adquirió renombre internacional bajo su dirección y el obispado recordó este miércoles que para Georg Ratzinger «la música era una forma de expresión de la oración y la glorificación de Dios que despertó los sentidos».

En 1994, Georg Ratzinger cedió su puesto a Roland Büchner y, desde entonces, ha vivido como canónigo de la Colegiata St. Johann en Ratisbona. El obispado de Ratisbona mencionó que Georg Ratzinger «lamentó los errores personales» en relación con las investigaciones sobre la violencia y abusos cometidos contra miembros del coro en 1958. «No dispongo de información, nunca he sabido nada», dijo en el 2010 preguntado al respecto y el obispado de la ciudad agregó entonces que Georg Ratzinger no era director del coro cuando se produjeron los hechos, por los cuales fueron condenados un subdirector y otra persona que trabajó en la formación musical.