El Gobierno y el PP se mueven hacia el consenso ante la crisis del covid-19

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El coordinador del grupo de trabajo de Unión Europea de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, Guillermo Mariscal, durante la reunión para votar las enmiendas presentadas a los borradores que sirven de base para elaborar las conclusiones
El coordinador del grupo de trabajo de Unión Europea de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, Guillermo Mariscal, durante la reunión para votar las enmiendas presentadas a los borradores que sirven de base para elaborar las conclusiones Congreso de los Diputados

ERC advierte al Ejecutivo de que si pacta con los populares no apoyará los presupuestos

02 jul 2020 . Actualizado a las 08:42 h.

La bronca política continúa en público, pero los consensos se abren paso en la Comisión para la Reconstrucción, en el Congreso, al menos en lo que afecta a sanidad y a la posición de España ante la Unión Europea tras la crisis del covid-19. En lo que podría ser el primer pacto del PP con el Gobierno en toda la legislatura, los populares están cerca de cerrar un acuerdo con el PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos que incluya entre otras cuestiones la creación de un cuerpo de sanitarios en la reserva y la actualización de la legislación sanitaria nacional y autonómica. Aunque el PP se abstuvo en el dictamen del grupo de trabajo sobre sanidad, confía en un consenso antes de la votación de este viernes en el pleno de la comisión si se acepta su propuesta de crear una agencia estatal de salud pública para coordinar el sistema sanitario.

El debate discurrió en unos términos constructivos, incluso en materias como la economía o las políticas sociales, en los que el acuerdo se considera imposible ante propuestas del Gobierno como la exclusión de la educación concertada de las ayudas públicas. El texto en materia social salió adelante con los únicos votos del PSOE, Unidas Podemos y ERC. El relativo a la Unión Europea se aprobó con la abstención del PP, que no descarta tampoco un acuerdo antes de este viernes, aunque la falta de una reivindicación expresa de Gibraltar dificulta el pacto. La sorpresa la dio el PNV, que votó en contra de los cuatro documentos por «su visión recentralizadora», aunque no renuncia a incorporarse al consenso antes de la votación en el pleno. 

UP apoya al impuesto a los ricos

También fue inesperado que Unidas Podemos votara a favor de la propuesta de otros grupos sobre el impuesto a las grandes fortunas después de que pactara, de acuerdo con el PSOE, retirar la suya propia del documento conjunto. El partido de Pablo Iglesias aseguró que mantendrá esa reivindicación en la negociación de los presupuestos.