Izquierda Unida amenaza a Teresa Rodríguez con acudir a juicio por los derechos de la marca Adelante Andalucía

Iglesias ha recuperado el control del partido en la región tras la salida de los anticapitalistas de Podemos

 La presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez
La presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez

Madrid / La Voz

La salida de Teresa Rodríguez y los Anticapitalistas de Podemos, y el consiguiente triunfo de la oficialista Martina Velarde en las primarias de Andalucía supusieron que Iglesias recuperara el control del partido en la región, pero igual que sucedió anteriormente en otros ámbitos autonómicos, como Madrid o Galicia, muchas de las formaciones satélites, corrientes internas o incluso, ya a título personal, dirigentes y cuadros medios, buscan reorientarse en el nuevo escenario político.

Otro paralelismo con Galicia llega con la pugna por la marca. En el sur, la disputa es por Adelante Andalucía, nombre de la confluencia bajo la que se presentaron en las pasadas autonómicas Podemos Andalucía, Izquierda Unida, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza, Alternativa Republicana, Participa, Ganar Cádiz en Común, Izquierda y Progreso, Marea Municipalista Andaluza, S PYOS y al menos otras 15 formaciones políticas del ámbito de la izquierda.

Teresa Rodríguez registró junto a IU la marca Adelante Andalucía, pero la marcha de la dirigente gaditana de Podemos motivó que IU reclamase a Rodríguez que retirase el registro de la marca del Ministerio del Interior, entendiendo que podría beneficiarle electoralmente. La dirección de IU Andalucía, que capitanea Toni Valero, no descartó acudir a los tribunales, aunque asegura que su prioridad es «trabajar por reconducir y preservar la unidad de la izquierda», aseguró, según recoge Europa Press.

Poder real o poder jurídico

Rodríguez cuenta con «los poderes del partido instrumental», admiten fuentes de la dirección de IU en Andalucía, pero desde las mismas reivindican que «ellos tienen el poder jurídico de Adelante, ya que cuando formalizaron el registro, eran más numerosos que los representantes de la coalición de izquierdas.

Otro de los paralelismos que se dará con los casos gallego y madrileño estará en la Cámara autonómica, ya que todavía no está cerrado cómo se reorganizará el grupo parlamentario bajo estas nuevas premisas partidarias. Por un lado, el grupo está compuesto en la actualidad por miembros de IU y diputados que entraron como miembros de Podemos pero que ahora se han desvinculado de la formación morada, mientras que en el plano político, como Podemos Andalucía forma parte de la confluencia, llevará las riendas la recién elegida coordinadora general, Martina Velarde, y su equipo.

Por el momento, el vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, guarda silencio. Tras la sonora ruptura con Íñigo Errejón, que acabó propiciando la creación de un nuevo partido, el objetivo de Iglesias es minimizar todo lo posible el ruido para que afecte lo mínimo en clave estatal, en donde Podemos mantiene un buen número de alianzas con distintas formaciones. La relación entre Iglesias y Garzón, el máximo responsable de IU, fue atravesando distintas etapas desde su confluencia, pero la cesión de un ministerio para el malagueño lo suavizó todo.

Comentarios

Izquierda Unida amenaza a Teresa Rodríguez con acudir a juicio por los derechos de la marca Adelante Andalucía