Trump advierte de que tomará medidas contra «ciertas» apps chinas como TikTok

Por su parte, la red social ha decidido tomar medidas para luchar contra la desinformación

El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una publicación de la aplicación TikTok, que quiere prohibir acusándola de espionaje
El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una publicación de la aplicación TikTok, que quiere prohibir acusándola de espionaje

Redacción / Agencias

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha advertido de que en los próximos días tomará medidas contra «ciertas» aplicaciones chinas, entre las que se incluye TikTok. A pesar de este anuncio, la matriz de la app de vídeos, ByteDance, tiene hasta el 15 de septiembre para vender sus operaciones en el país.

Los motivos que llevan al mandatario a tomar esta decisión están relacionados con la «seguridad nacional», según ha comunicado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Concretamente, McEany ha apuntado que el presidente y el secretario de Estado, Mike Pompeo, han afirmado que tiene que existir un «cambio» con respecto a TikTok debido a que recopila una cantidad «significativa» de datos de los usuarios y eso es «inaceptable».

Preguntada por si el Tesoro de EE.UU. se debería llevar un porcentaje del acuerdo de compra de TikTok, la portavoz ha evitado entrar en detalles y se ha limitado a declarar que no quiere adelantarse al presidente.

Por ahora, Microsoft es la única compañía que ha hecho pública su intención de comprar la app china. Sin embargo, el medio digital Axios ha informado este martes de que Apple también podría estar interesada en la popular aplicación de vídeos, aunque un portavoz de la empresa ha desmentido esas afirmaciones poco después.

TikTok se compromete a luchar contra la desinformación

La red social china ha decidido dar un paso hacia delante en la lucha contra la desinformación y la interferencia electoral dentro de su plataforma y ha anunciado que prohibirá los vídeos sintéticos manipulados (conocidos como deepfake), en los que se altera el rostro y la voz de una persona, que puedan causar daños potencialmente.

Este movimiento se produce a pocos meses de las elecciones estadounidenses, que tendrán lugar el próximo 3 de noviembre, y en medio de las acusaciones de espionaje por parte del actual presidente de EE.UU., Donald Trump.

Con esta medida, TikTok busca proteger a los usuarios de fraudes y deepfakes, aunque ya contaba con unas pautas que desaconsejaban estos vídeos. A través de esta actualización busca «dejar más clara la política» para los usuarios al prohibirlos de forma explítica.

TikTok ha actualizado sus políticas también con una prohibición de los que considera «comportamiento no auténtico coordinado», es decir, el uso de cuentas falsas y bots que simulan publicaciones orgánicas reales para intentar alterar la opinión pública o influir en los usuarios sobre determinados temas.

La plataforma ha actualizado también sus alianzas con los verificadores de información PolitiFact y Lead Stories en Estados Unidos, y ha añadido un mecanismo adicional para denunciar interferencias o abusos relacionada con las elecciones.

Comentarios

Trump advierte de que tomará medidas contra «ciertas» apps chinas como TikTok