España lucha por contener 580 brotes activos tras detectar 20 focos en 3 días

Solo 46 racimos generados en bares de copas han provocado cerca de 1.500 positivos


redacción / la voz

En estos momentos, hay 580 brotes activos en toda España. Suponen un total de 6.900 infecciones de coronavirus, la gran mayoría (un 35 %, que suponen más de 2.900 casos) con un denominador común: el componente social. Desvelan especialmente a las autoridades sanitarias los focos relacionados con las reuniones familiares y las fiestas particulares, que ya suponen 106 brotes y alrededor de 900 casos. También, los que emergen de locales de ocio: solo 46 brotes generados en bares de copas han dejado o cerca de 1.500 positivos, alertó ayer Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Una media de 32 casos por foco.

Desde que finalizó la desescalada y España entró en la nueva normalidad, dejando atrás lo que parecería lo peor de la pandemia, se han inventariado 854 brotes, con aproximadamente 10.300 casos. En la última semana se desactivaron 154, según datos del Ministerio de Sanidad, pero en solo tres días se han detectado 20 nuevos. No hay provincia que se libre. Solamente la ciudad autónoma de Ceuta permanece libre de racimos infectivos.

A pesar de que los rebrotes siguen al alza y de que la cifra de contagios diarios continúa siendo muy elevada, el dato de este viernes supuso un leve respiro tras una semana de susto tras susto. El miércoles, España llegó a los 1.772 positivos diagnosticados en 24 horas, sin contar los de Castilla-La Mancha y el País Vasco (la primera no dio parte a Sanidad por problemas técnicos y la segunda, por festividad local). Ayer, el compendio diario bajó a 1.683. No hay que hacerse ilusiones: el total acumulado se disparó tras actualizar los datos atrasados hasta los 309.855 contagios. El día anterior eran 305.767, lo que significa que el Gobierno sumó en un solo día 4.068 casos más.

De los datos de ayer llama especialmente la atención la cifra del País Vasco, ausente la víspera, que elevó sus positivos diarios hasta los 322, casi rozando los niveles de un Aragón que notificó 329 -casi la mitad, además, que los había comunicado el día anterior-. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias señaló en rueda de prensa que, a pesar de seguir a la cabeza del ránking, esta comunidad parece haberse estabilizado. La evolución no es igual en todas las regiones: hay territorios que, como este, reportan muchos casos, pero presentan una progresión favorable. Su incidencia va, además, con cierto retraso. «Es muy probable que haya superado ya el pico de transmisión», consideró con mucha prudencia el experto de Sanidad.

A pesar de ello, Aragón sigue siendo, junto al País Vasco y la Comunidad de Madrid (310 casos diarios), una de las regiones más afectadas de todo el territorio español, que comienza a blindarse ante el fantasma de una segunda oleada.

Simón no coincide con esta percepción: «Hasta que no tengamos una transmisión comunitaria descontrolada que no esté mayoritariamente asociada a brotes y hasta que no tengamos claro que lo que estamos haciendo es detectar todo lo que antes no detectábamos -insistió- no se puede hablar de una segunda ola».

Para el director del CCAES, que puso en valor tanto la capacidad de atención como la de detección, «muy alta», el objetivo este verano es identificar «lo más que se pueda» para llegar a septiembre, cuando aumentarán las interacciones sociales con la vuelta al trabajo y a las aulas, con la menor transmisión comunitaria posible.

Comentarios

España lucha por contener 580 brotes activos tras detectar 20 focos en 3 días