Colisionan en el Mediterráneo oriental una fragata griega y otra turca

La tensión en la zona sigue en aumento por las discrepancias entre ambos países por los derechos de explotación de hidrocarburos

La fragata turca TCG Kemal Reis (F-247) fotografiada en Estambul el pasado mes de mayo
La fragata turca TCG Kemal Reis (F-247) fotografiada en Estambul el pasado mes de mayo

Redacción / Agencias

Una fragata griega y una turca han colisionado durante una tensa maniobra en el Mediterráneo oriental en medio de la creciente tensión entre los dos países por la soberanía y los derechos de explotación de gas en aguas que ambos reclaman, según asegura el diario turco Hürriyet.

Al inicio de esta semana, el presidente turco,  Recep Tayyip Erdogan, anunció que un buque turco, el Oruç Reis, comenzaría las labores de búsqueda de gas a unos 150 kilómetros al sur de las costas turcas, a medio camino entre la isla griega de Creta y Chipre, escoltado por las fuerzas navales de Turquía. Este míercoles, precisamente una fragata griega colisionó contra uno de esos buques militares turcos, la Kemalreis.

«Ante la maniobra agresiva del Kemalreis, el buque griego se vio obligado a huir. Mientras la fragata griega huía, tuvo lugar un roce de escaso alcance entre los dos buques», asegura el rotativo turco Hürriyet, sin mencionar de dónde ha recibido esa información. El mismo diario informa de que ambas fragatas sufrieron daños menores y continúan con su misión.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ya se mostró este jueves preocupado por la posibilidad de que la constante presencia de fuerzas militares en una zona tan limitada resulten en algún tipo de incidente grave y advirtió del riesgo que esta situación supone.

Aunque las autoridades turcas no han confirmado ni desmentido el incidente, varios medios turcos han interpretado unas palabras del presidente turco como una corroboración de que el choque se produjo. «El Oruç Reis está hoy en el Mediterráneo. Antes dijimos que si lo atacaban, lo iban a pagar caro. Y hoy, miren, han recibido la primera respuesta», declaró, sin dar más detalles.

El presidente turco mantuvo también el jueves una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras la que apeló al diálogo para buscar una solución al conflicto. Sin embargo, varios medios turcos progubernamentales criticaron duramente la posición de Francia, que envió refuerzos en apoyo de Grecia al Mediterráneo, acusando al país de «buscar la guerra» y el propio líder del Gobierno turco hizo referencia a un «un país que no tiene costa en el Mediterráneo Oriental» para recordarle que no se crea «más grande de lo que es».

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, envió ayer una carta a sus homólogos de la UE y al alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en la que «criticó» la reticencia de Grecia a «iniciar un diálogo honesto». El jefe de la diplomacia turca condenó de nuevo el reciente acuerdo entre Grecia y Egipto para delimitar sus ZEE, en un gesto destinado a invalidar un tratado similar suscrito en noviembre entre Turquía y el Gobierno internacionalmente reconocido de Libia.

En respuesta al acuerdo greco-egipcio, Ankara reanudó las actividades de exploración con el buque Oruç Reis, cuyo objetivo es identificar posibles yacimientos de hidrocarburos, y seguirá con esta actividad hasta el próximo 23 de agosto

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) celebran este viernes una reunión extraordinaria en la que abordarán, entre otros temas, el conflicto entre Atenas y Ankara.

Comentarios

Colisionan en el Mediterráneo oriental una fragata griega y otra turca