«España tiene el mejor servicio en lucha antiterrorista de Europa»

Carmen G. Mariñas / R. P. REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Agentes de la Guardia Civil detuvieron a un presunto yihadista en la Ciutat Vella de Barcelona el pasado mes de mayo
Agentes de la Guardia Civil detuvieron a un presunto yihadista en la Ciutat Vella de Barcelona el pasado mes de mayo David Zorrakino

Carlos Igualada, director del Observatorio de Terrorismo, calcula que un total de 855 yihadistas han sido detenidos desde los atentados del 11M

30 ago 2020 . Actualizado a las 12:38 h.

La amenaza yihadista sigue presente en España, donde, desde los ataques del 11M, 855 terroristas islamistas han sido detenidos, según datos de Interior. Actualmente, la situación es mejor a la vivida entre el 2015 y el 2017, año en el que se produjo el pico de operaciones y arrestos, alcanzando las 51, en una oleada de atentados del Estado Islámico (EI), tal y como indica Carlos Igualada, director del Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo. España destaca en el ámbito europeo en materia de antiterrorismo, donde desde el 2012 se han desarticulado células en 140 municipios de todas las comunidades, a excepción de Cantabria. Aún así, el experto recuerda: «resulta imposible garantizar la seguridad al 100 %».

-¿Cómo se lucha contra el terrorismo yihadista en España?

-España tiene probablemente el mejor servicio en lucha antiterrorista de Europa y uno de los mejores del mundo. Esto es por varias causas, como la experiencia que se adquirió en la lucha contra ETA. Aquí, al mínimo indicio de que existe algún proceso de radicalización de individuos, los agentes actúan. Muchos de los países de nuestro entorno suelen citar a España como un referente en la lucha antiterrorista.

-¿Cómo se trabaja allí?

-Algunos países prefieren mantener un acercamiento, pero sin llegar a la detención, porque creen que así pueden tirar más del hilo, por así decirlo, y sacar más información de sus vínculos con otros individuos u otras células. También es verdad que, aunque así se pueda tener más información, es más arriesgado, porque un atentado se puede dar en un momento determinado en el que es imposible controlarlo. En España también hay un seguimiento cercano, pero en cuanto se ve algún indicio que pueda llevar a un ataque, se decide actuar rápido. De esta forma, se entiende el elevado número de operaciones policiales que hay en España todos los años.