Sánchez apela a la unidad de los partidos tras su reunión con empresarios y sociedad civil

Llama a arrimar el hombro pese a las ideologías, y evitar así que «no haya una España contra otra»

Sánchez, durante la conferencia bajo el título«España puede. Recuperación, Transformación, Resiliencia»
Sánchez, durante la conferencia bajo el título«España puede. Recuperación, Transformación, Resiliencia»

Madrid | La Voz

El presidente del PP, Pablo Casado, no estaba presente entre el centenar de personalidades que se dieron cita este lunes al mediodía en la Casa de América de Madrid atendiendo a una invitación de Pedro Sánchez, pero casi todos y cada uno de los mensajes que fue deslizando el presidente del Gobierno a lo largo de su intervención parecían dirigidos a convencer al líder del PP para que se abra a explorar un acuerdo con los Presupuestos.

Sánchez tendrá posibilidad de trasladárselo en persona este miércoles, cuando el jefe de la oposición acuda a la Moncloa para mantener una entrevista con el líder del Ejecutivo. La estrategia del presidente del Gobierno es conocida. Si las últimas elecciones las planteó como una disyuntiva entre progresismo y la «ultraderecha», en esta ocasión plantea la elección entre dos únicos caminos posibles: «la unidad o las divisiones» en tiempos de pandemia. 

«Unidad y unidad y unidad», repitió hasta en tres ocasiones Sánchez emulando el «Galicia, Galicia, Galicia» popularizado por Feijoo en las gallegas. «Entre nuestras previsiones no figuraba la calamidad del covid, que ha transformado nuestras vidas. Necesitamos hacerlo entre todos», afirmó, invitando a sentarse a la mesa a todas las formaciones con representación parlamentaria.

Descarta a Vox

En realidad, el presidente del Gobierno ya descartó el respaldo de Vox, que en las próximas semanas tramitará una moción de censura. «Si no a todos, sí a los más. Sabemos que hay fuerzas políticas que se autoexcluyen antes siquiera de cualquier propuesta», comentó, por la formación liderada por Santiago Abascal. «Cuanto más amplia sea esa base social, esa base parlamentaria que sostenga ese esfuerzo de recuperación, más rápida será, más vidas preservaremos, más empresas protegeremos y más empleos generaremos». 

La cuenta atrás para la tramitación de unos nuevos Presupuestos ya está en marcha, y de su aprobación dependerá gran parte del futuro de la legislatura, por mucho que Sánchez tratase de garantizar este mediodía la «estabilidad» del Gobierno de coalición a lo largo de «los 40 meses» que le restan de «mandato». Sin embargo, fuentes de Moncloa admiten la dificultad de seguir gobernando si no logran sacar adelante unas nuevas cuentas públicas que permitan dar respuesta a los efectos de la pandemia. El socio de Gobierno de Sánchez, Podemos, insiste con el bloque de la investidura, una mayoría parlamentaria conformada por nacionalistas e independentistas en la que ERC tendría la llave. Sin embargo, en Ferraz ven cada vez más complicado que los republicanos apoyen sus cuentas, tal y como deslizó la vicepresidenta Carmen Calvo esta mañana. El otro camino pasa por mirar hacia la derecha: Cs, formación sobre la que Iglesias mantiene grandes recelos,pero que ya se abrió a colaborar con el Ejecutivo, y el PP, que descarta sentarse en la misma mesa con Podemos. 

Sánchez organizó la conferencia de esta mañana con ánimo de presionar al líder de la oposición con los Presupuestos, pero también en busca de los votos del PP en el Congreso para abordar reformas de determinadas instituciones en las que la ley exige mayorías reforzadas en la Cámara Baja, como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Defensor del Pueblo o la cúpula directiva de RTVE. Para que su mensaje tuviera un mayor calado, se rodeó de un centenar de personalidades entre los que se encontraba la plana mayor del Ibex35, sobre los que aseguró: «Estoy convencido de que expresaron preferencias políticas muy dispares en las pasadas elecciones, pero estoy seguro que comparten un mismo anhelo: ver al país unido».

Comentarios

Sánchez apela a la unidad de los partidos tras su reunión con empresarios y sociedad civil