El Gobierno de Maduro «indulta» a más de un centenar de diputados opositores presos y exiliados

Busca «la reconciliación nacional», según su ministro de Comunicación, mientras desde la oposición siguen desconociéndolo como mandatario

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez
El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez

caracas / corresponsal

En una medida sin precedentes en la historia del chavismo, Nicolás Maduro, «indultó» este lunes a 111 personas que tenían causas abiertas, o estaban presos o exiliados por motivos políticos. La lista incluye a, al menos, dos docenas de diputados, entre ellos, Freddy Guevara, huésped en la embajada de España desde el 2017; pero no a Juan Requesens, quien este fin de semana fue excarcelado y pasado a arresto domiciliario por su presunta participación en un atentado con drones contra Maduro en el 2018, ni tampoco a Leopoldo López, huésped también en la legación española.

En el listado están además parlamentarios acusados de diversos delitos, que no han llegado a ser detenidos, como el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup.

La medida afecta también a editores de páginas web, como el exchavista Nicmer Evans, detenido hace dos meses por la Ley Contra el Odio, promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente; médicos como José Marulanda, cuyos familiares han denunciado que ha sido víctima de severas torturas; o Vasco Da Costa, un activista opositor venezolano-portugués que ha estado entrando y saliendo de las cárceles políticas desde el 2014 y padece un tumor no atendido en un ojo.

«La intención del Gobierno es profundizar el proceso de reconciliación nacional», dijo Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, quien indicó que la medida busca estimular la participación de la oposición en las elecciones de diciembre, que ni esta ni la comunidad internacional, UE incluida, reconocen por falta de condiciones democráticas.

Al menos dos diputados en el exilio rechazaron de inmediato el indulto de Maduro. Desde Italia, Américo De Grazia, quien señaló: «Ni Maduro es presidente ni yo soy delincuente, para que me esté indultando». Su colega parlamentaria Mariela Magallanes, asilada en el mismo país, dijo: «Ni Maduro es presidente ni en Venezuela hay estado de Derecho. Por tanto, su supuesto indulto no tiene ningún valor».

Joel García, abogado de Requesens y de decenas de presos políticos, dijo que el término indulto se usa porque «quiere hacerse ver como un acto bondadoso del presidente de la república». En su opinión lo que procede es un sobreseimiento, porque ninguno estaba condenado o había reconocido las imputaciones.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Gobierno de Maduro «indulta» a más de un centenar de diputados opositores presos y exiliados