La policía identifica a más de setenta personas sin mascarilla en un prostíbulo de Madrid

Agentes desmantelaron un burdel que funcionaba en dos pisos del distrito de Tetuán y realizaron 75 denuncias entre clientes y prostitutas


Madrid

Agentes de la Policía Municipal de Madrid entraron en la madrugada del sábado en dos pisos situados en el distrito de Tetuán que funcionaban como local de copas y prostíbulo y donde había más de setenta personas sin mascarillas e incumpliendo todas las medidas de seguridad frente al covid, según ha informado a la agencia Europa Press un portavoz del Cuerpo Local.

Los hechos tuvieron lugar este sábado sobre las 3.45 horas. Dos agentes de paisano, en labores de seguridad ciudadana, pasaban por la zona cuando un hombre les animó a subir a dos pisos situados en la tercera planta del número 11 de la calle Marqués de Viana, al lado de un conocido local de alterne de la zona cerrado a esa hora por las medidas para combatir la pandemia. El captador, que dijo que actuaba de relaciones públicas y también de vigilante para evitar a la policía, comentó a los agentes camuflados que arriba podían encontrar «alcohol, chicas y fiestas».

Los funcionarios subieron y encontraron con dos puertas contiguas, una que daba aun piso que ejercía de bar, con muchísimas personas en mesas, taburetes y barras con listas de bebidas, a 20 euros la copa normal. El otro piso funcionaba con habitaciones donde supuestamente se ejercía la prostitución. Había unas 30 mujeres en total. Finalmente, los agentes se identificaron como tal y realizaron 75 denuncias, entre clientes y trabajadoras, por incumplimiento de salud pública, ya que ninguna persona llevaba puesta la mascarilla, ni se respetaban distancias entre mesas ni otras restricciones aprobadas por la Comunidad de Madrid, cuyo incumplimiento llevan acarreadas multas de 10.000 a 600.000 euros.

Asimismo, levantaron un acta contra los dueños de los pisos en virtud de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (Lepar) porque estos pisos estaban ejerciendo de bar especial con música sin licencia ni requisitos de ningún tipo y con un excesivo aforo. La policía investiga lo ocurrido por si además se pueden imputar a los responsables un grave delito contra la salud pública, entre otros.

Los prostíbulos están en un limbo legal en España y esa situación todavía salta más a la vista durante la pandemia. De hecho, desde el Gobierno central han expresado su intención de cerrar los prostíbulos. «Nosotros queremos abolir la prostitución», decía el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en torno a un tema que volvió a entrar a debate en la opinión pública cuando la ministra de Igualdad, Irene Montero, envió una carta a las comunidades autónomas para pedir el cierre de los prostíbulos y bares de alterne y frenar de esta manera la expansión del coronavirus. Poco después, Alberto Garzón, ministro de Consumo, explicó en distintas entrevistas que esperaba que ese cerrojazo fuera «para siempre».

Las comunidades autónomas han reaccionado de forma distinta ante esta situación. Gobiernos como los de Cantabria, La Rioja y Baleares acordaron este verano, entre otras medidas para frenar el covid, cerrar los prostíbulos. Pero el Ejecutivo de Madrid indicó no poder cerrar de forma expresa estos locales al encontrarse expresamente fuera de la ley.

 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La policía identifica a más de setenta personas sin mascarilla en un prostíbulo de Madrid