El Gobierno de Rajoy gastó 53.266 euros de los fondos reservados para pagar el espionaje a Bárcenas

M. Balín, M. E. Alonso MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

Ignacio Cosidó, entonces director general de la Policía, charla con Jorge Fernández Díaz en un acto en el Ministerio del Interior en febrero del 2014
Ignacio Cosidó, entonces director general de la Policía, charla con Jorge Fernández Díaz en un acto en el Ministerio del Interior en febrero del 2014 Zipi

El juez de la caja B del PP levanta parte del secreto del sumario

10 sep 2020 . Actualizado a las 00:25 h.

La operación Kitchen, el operativo parapolicial para sustraer documentos sensibles del extesorero del PP Luis Bárcenas, costó al menos 53.266,22 euros al Gobierno de Mariano Rajoy. Una partida procedente de los fondos reservados del Ministerio del Interior durante la etapa de Jorge Fernández Díaz. Así lo recoge en un auto el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que este miércoles decretó el levantamiento del sumario de estas pesquisas relativas a la investigación de la caja B del PP.

De forma paralela al caso Villarejo, que instruye otro magistrado, el instructor del caso Gürtel amplió su investigación en noviembre del 2018 tras conocerse el hallazgo de documentos de la contabilidad paralela de Bárcenas —los llamados papeles de Rosalía Iglesias, mujer del extesorero popular en prisión—, que fueron sustraídos por los policías ahora investigados en Kitchen para «controlar los daños» que pudieran generarles a altos cargos del PP. Según el juez De la Mata, las diligencias han podido acreditar 25 pagos entre julio del 2013 y mayo del 2015 en relación con la colaboración prestada por el que fuera chófer de Rosalía Iglesias, Sergio Ríos, captado por los mandos de la trama para que informara de los movimientos del matrimonio a cambio de 2.000 euros al mes. Al finalizar su cometido, Ríos ingresó en la Policía Nacional.

En los 53.266 euros también se incluyen las remuneraciones a los agentes de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía que participaron en la trama. De esta cantidad, un total de 50.000 euros corresponden a sueldos y salarios, y el resto a gastos de comida (2.574 euros), transporte (496 euros) y otros abonos menores que no se concretan (195 euros), unas cantidades que habrían sido efectuadas por el comisario Andrés Gómez Gordo y por José Mauel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre del 2017.