Leonor pasa el control de temperatura antes de la vuelta al colegio

La princesa de Asturias, que comienza cuarto curso de Educación Secundaria, se incorporó a las clases con mascarilla obligatoria


Vuelta al colegio atípica también para la familia real. Este miércoles ha vuelto al colegio la princesa Leonor entre fuertes medidas de seguridad para intentar evitar los contagios de coronavirus entre los alumnos y el personal escolar. Después de seis meses lejos de las aulas del colegio privado Santa María de los Rosales, su primer contacto con la vida escolar fue pasar por el control de temperatura antes de acceder a las instalaciones

Leonor ha comenzado así el curso de cuarto de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y lo hizo, además, con otra imagen atípica para el primer día de colegio de las hijas de los reyes: Letizia no la acompañó en esta ocasión. Fue su padre, Felipe VI, quien conducía el vehículo en el que la princesa de Asturias, sentada en el asiento del copiloto, accedió al recinto del colegio poco antes de las 8.30 horas. En el vehículo viajaba también su hermana, la infanta Sofía, aunque ella no reanuda sus estudios de segundo curso de la ESO hasta este viernes, ya que el centro ha aplicado el regreso escalonado de los alumnos como medida de seguridad. Ninguno de los dos se bajó del coche para acompañarla. La recomendación de la dirección de la escuela para este curso es que los alumnos acudan solo junto a un acompañante como medida de precaución y que este el cual no entre en las instalaciones. De ahí que solo haya acudido don Felipe en coche y no haya acudido con ellos la reina Letizia.

La princesa de Asturias, que el 31 de octubre cumplirá 15 años, ha llegado protegida por una mascarilla quirúrgica, que ha pasado a ser de uso obligatorio y permanente en la escuela a partir de los seis años, tanto en las aulas como en los desplazamientos por el centro. Con el pelo recogido en una trenza, Leonor de Borbón vestía el uniforme del centro educativo, con falda gris, polo blanco, jersey azul y zapatos oscuros, además de llevar la mochila con el material didáctico. En los colegios públicos y concertados de la Comunidad de Madrid, la formación de cuarto de la ESO va a ser semipresencial -entre un tercio y la mitad del horario semanal-, pero en el colegio de la princesa, que es privado, los alumnos van a acudir a diario a clase, como en el resto de cursos.

Según la dirección, el centro se encuentra en «las circunstancias precisas para impartir una enseñanza presencial en todas las etapas y cursos», después de que durante julio y agosto hayan adoptado todas las medidas higiénicas y académicas, según señala en la web del colegio, situado en el distrito madrileño de Aravaca. También han sometido a los profesores y al resto del personal a pruebas serológicas y han reforzado los servicios de limpieza y desinfección de las aulas y zonas comunes, además de organizar las aulas «en las debidas condiciones de convivencia que exige la situación».

La heredera al trono afronta su último año antes de encarar los dos cursos de Bachillerato previos a su entrada en la universidad, que se imparten en el mismo colegio. Es en Bachillerato cuando se decide la rama por la que se quieren continuar los estudios, que puede ser ciencias sociales o naturales, humanidades y artes. De acuerdo con el programa del colegio, de formación católica, la princesa de Asturias, junto al resto de alumnos de cuarto de Secundaria, recibe el sacramento de la confirmación a final de este curso. El pasado año, la ceremonia fue a principios de junio y vino precedida por una jornada de retiro en la víspera. No obstante, se desconoce aún si Leonor de Borbón hará la confirmación con sus compañeros de clase o en un acto en el Palacio de la Zarzuela, como fue el caso de su padre y sus hermanas, las infantas Elena y Cristina.

Como los demás estudiantes de la comunidad de Madrid, la princesa y su hermana vieron interrumpidas las clases en marzo debido al coronavirus. Unos días antes se confirmó un caso de contagio en el colegio, aunque no fue hasta el día 11 de marzo cuando se suspendió la actividad escolar.

Comentarios

Leonor pasa el control de temperatura antes de la vuelta al colegio