Simón confirma que empieza a suavizarse el ritmo de contagio: «Prácticamente la mitad de las provincias están estabilizadas o en fase de descenso»

Sanidad registra cerca 10.764 nuevos positivos, 4.137 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. España suma además 71 muertos más, pero junto a Alemania son ahora mismo los países europeos con menor letalidad


«Desgraciadamente todos los países estamos en fase de ascenso, pero en España da la sensación de que empezamos a suavizar ya ese ritmo». Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, confirmó ayer una tendencia que lleva asomando toda la semana, la del freno en la velocidad de los contagios. Sigue habiendo muchas nuevas infecciones cada día, pero los incrementos son cada vez más pequeños: en las últimas 24 horas se diagnosticaron 4.137 casos -el día anterior habían sido 4.410-, pero Sanidad añadió al total acumulado cerca de 10.764 (los nuevos y los de días anteriores que se notificaron con retraso). Lleva tres semanas incorporando una media de 8.000 diarios a un recuento que ya alcanza los 554.143. Los datos imponen, son altos, pero la evolución está contenida, insisten desde el Gobierno. «Prácticamente la mitad de las provincias están estabilizadas o en fase de descenso», tranquilizó con cautela el epidemiólogo. Hay más buenas noticias: las comunidades que, después de pasar un período de alta incidencia, notifican ya menos casos -como pueden ser Aragón, Cataluña, Navarra y el País Vasco- están bajando la proporción de personas que se contagian. 

El Ministerio de Sanidad sumó además en sus registros otros 71 muertos más, por lo que el número total de defunciones se eleva a 29.699, 249 de ellas en las últimas dos semanas. Es en Madrid donde sigue muriendo más gente, lo que Simón calificó como algo «normal». Los efectos se la estabilización de los casos tardan unos días en notarse: «La mitad de los fallecidos se producen a los diez días del inicio de síntomas, pero hay un porcentaje que se produce después. No se apreciará el descenso probablemente hasta la semana que viene». Sobre la letalidad reflexionó largo y tendido este jueves el director del CCAES: «Un dato interesante es su evolución a nivel europeo. En España estamos observando que está descendiendo mucho: además de que tenemos una menor letalidad en los pacientes, que se tratan mejor porque hemos aprendido mucho en esta pandemia, estamos detectando muchos más casos, por lo que aumentan los casos leves. Y la letalidad es una proporción de los casos totales; por tanto, tiene que bajar». Este descenso también se nota en Francia, «que casualmente es el otro país que está notificando niveles mucho más altos de infección», apuntó el experto, sin embargo otros países europeos de tamaño similar al de España mantienen una situación parecida, pero con una proporción de muertos mucho mayor.

España es ahora mismo el país con menor letalidad junto con Alemania, si se observan los datos de las últimas dos semanas: en torno al 0,4 % en Alemania y al 0,6 % en España. Reino Unido, Portugal e Italia están por encima del 1 %. «Son datos buenos, sin echar campanas al vuelo porque sigue habiendo una incidencia importante, pero el impacto está siendo menor que en meses anteriores y también que en otros países europeos».

Sobre el esfuerzo en la detección, Simón detalló que en España se están realizando ahora mismo 641.000 PCR por semana, lo que supone una tasa de 1.364 por cada 100.000 habitantes, una de las más altas de Europa en este momento, y que todas las comunidades están incrementando actualmente el número de pruebas diagnósticas. Las que se están haciendo son, además, dirigidas a grupos específicos donde hay riesgo de infección, «y eso obviamente también tiene un impacto en la positividad», advirtió, hace que nuestras positividades, de alrededor del 11 %, sean algo más altas que las de otros países. «Esto indica que las PCR se están haciendo donde se tienen que hacer, pero también que ciertamente tenemos una transmisión todavía importante aunque los casos que detectemos sean muchos y, por tanto, muchos de ellos leves».

En cuanto a la ocupación hospitalaria, el epidemiólogo informó que en estos momentos hay 8.400 personas ingresadas, lo que supone un 7,4 % de ocupación de pacientes con coronavirus. Las altas y las hospitalizaciones se mantienen los suficientemente equilibradas para que el sistema asistencial pueda responder, aunque hay hospitales concretos, admitió Simón, en los que ya empieza a haber sobrecarga, con una ocupación mayor del promedio de su comunidad. El médico quiso destacar la labor la Atención Primaria, que detecta, dijo, alrededor del 90 % de los casos sospechosos. «El peso que está sufriendo es importante. Aunque a nivel nacional se esté estabilizando la curva, hay territorios en los que sigue habiendo incrementos y en esas zonas está acusándolo más, pero esa estabilización en breve deberá repercutir en una mejora en la situación de presión sobre los servicios».

De los 8.400 hospitalizados actuales, 1.136 permanecen en unidades de cuidados intensivos. ¿Qué porcentaje de ocupación de camas de uci supone esta cifra? Antes de la pandemia, en España había alrededor de 7.000 camas uci, que se aumentaron posteriormente. Ahora mismo hay cerca de 8.000 disponibles, de las que están ocupadas 1.136 por pacientes covid-19, lo que supone entre el 10 y el 15 %. «Hay mucha variabilidad por comunidades -advirtió Simón-. Y hay incluso hospitales que esta ocupación ya ronda el 30 %».

Comentarios

Simón confirma que empieza a suavizarse el ritmo de contagio: «Prácticamente la mitad de las provincias están estabilizadas o en fase de descenso»