La Guardia Civil mantiene que CDR detenidos en el 2019 pretendían la independencia con explosivos

En los registros les hallaron materiales con los que elaborarlos

El CDR Jordi Ros declarando en la Audiencia Nacional en el 2019
El CDR Jordi Ros declarando en la Audiencia Nacional en el 2019

La Guardia Civil mantiene la acusación de terrorismo contra los miembros de los comités de defensa de la república (CDR) detenidos el 23 de septiembre del 2019 y presenta dos informes en los que asegura que se pretendía «materializar» la independencia de Cataluña con explosivos.

Los investigadores no encontraron en ningún momento explosivos, pero la policía insiste, según informa la cadena Ser, en que el material que se les requisó se utiliza habitualmente para fabricar amonal, amosal o anfo, de ahí que deduzca que el objetivo de los CDR era «materializar la independencia» de Cataluña por cualquier método, incluso, también el violento.

Operación Judas

El 23 de septiembre del 2019, una semana antes del segundo aniversario del 1-O y en las puertas de hacerse pública la sentencia del juicio por el desafío independentista, la Guardia Civil desplegó la operación Judas en la comarca del Vallès. Detuvo a una decena de personas y las acusó de terrorismo para intentar conseguir la independencia de Cataluña por la vía violenta. Durante los registros en viviendas y locales de Sabadell, Sardañola, Parets y Mollet del Vallès, en la provincia de Barcelona, los agentes se incautaron de productos que podrían ser utilizados para la fabricación de Goma 2, entre ellos polvo de aluminio y ácido sulfúrico.

En el sumario de la operación Judas se detallan los planes del ala más radical de los CDR para sembrar el caos en Cataluña y en otras conversaciones incluso se habla de un grupo con sede en Vich con «agentes durmientes» de los que se dice que están dispuestos a actuar a partir de diciembre.

Escuchas y sumario

Además, uno de los detenidos, Jordi Ros, declaró ante la Guardia Civil que «estaba intentando desarrollar termita», un explosivo de alto poder incendiario que los agentes también incautaron en los registros. Asimismo, consta en el sumario que el 22 de mayo del 2018 hubo un incendio en un piso de Sabadell y que, aunque parecía inocuo, la vivienda era la de un presunto terrorista miembro del ala dura de los CDR. El mismo Ros que contactó con varios individuos para adquirir «200 kilogramos de parafina».

Entre los informes policiales que constan en el sumario está la relación del presidente de la Generalitat Quim Torra en la operación. La investigación apunta a un supuesto asalto al Parlamento de Cataluña, donde el mandatario se quedaría cerrado unos días, operación supuestamente encargada por el mismo departamento de presidencia, aunque después también dice que el ideólogo sería un supuesto CNI catalán, con el objetivo de «subvertir el orden constitucional».

Según la Guardia Civil, el supuesto enlace entre los detenidos y Torra iba a ser el hijo de este, Guillem Torra. En la operación también se implica a Montse Puigdemont, hermana del expresidente. La Guardia Civil seguía a los detenidos desde el 15 de noviembre del 2018.

Comentarios

La Guardia Civil mantiene que CDR detenidos en el 2019 pretendían la independencia con explosivos