Lula acusa a los fiscales de Lava Jato de organizar una «banda» para acabar con su legado

«El delito que cometí fue atreverme a permitir que los pobres participaran en los presupuestos de la Federación, que pudieran desayunar, almorzar y cenar todos los días», ha afirmado.


Redacción

El expresidente de Brasil Lula da Silva ha acusado este martes al equipo especial anticorrupción del caso 'Lava Jato' de organizar una «banda», ya que no toleran su «atrevimiento» de hacer partícipe a los más pobres del país en las cuestiones de Estado.

«Le di soberanía a este país. El delito que cometí fue atreverme a permitir que los pobres participaran en los presupuestos de la Federación, que pudieran desayunar, almorzar y cenar todos los días», ha afirmado.

«Como sé que quieren cancelar esta parte de la historia de Brasil, mi papel es defender este legado», ha asegurado el expresidente durante una conversación con el periódico brasileño 'Diario do Centro do Mundo'.

Lula ha calificado de «farsa» y de «mentira» la reciente denuncia de la Fiscalía en su contra por un supuesto delito de blanqueo de dinero a través de unas donaciones que habría recibido de la empresa Odebrecht, para beneficiarla en perjuicio de la petrolera estatal Petrobras, informa Europa Press.

«Esta podredumbre está debilitando la democracia brasileña, está abriendo y desmoralizando la confianza que la sociedad ha aprendido a tener en el Ministerio Público», ha asegurado.

Lula manifestó que el nuevo fiscal de 'Lava Jato', Alessandro Oliveira, ha sido elegido «porque está de acuerdo con la podredumbre», que dejó su antecesor, Deltan Dallagnon, a quien le acusó de organizar «una banda de persecución» contra él en los medios de comunicación.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) también se ha acordado de Bolsonaro, «el primer inútil en ser elegido presidente», y le ha acusado de no hacer nada para evitar el «genocidio» de la pandemia.

«Tenemos un país gobernado por la mala gestión, un país dominado por la cabeza parlante de una élite que no piensa en las personas como seres humanos», ha criticado Lula, quien también ha señalado a algunos medios de comunicación de haber fomentado el auge de Bolsonaro.

«El problema es que no tiene nada que decir, porque no tiene ningún compromiso con Brasil. Deberíamos tener un presidente que piense en libros, papeles de trabajo, salario mínimo, universidades, ciencia y tecnología, salud y personas», ha dicho en referencia a Bolsonaro.

También ha criticado las políticas medioambientales del actual Gobierno, después de los incendios que han devastado una parte de los humedales del Pantanal, en la Amazonia brasileña, pues la «irresponsabilidad» de Bolsonaro y la de «su pandilla» acabaron con varios de los mecanismos que el Estado tenía para combatir este tipo de situaciones.

«No tiene respeto por la naturaleza, ni por los indios, ni por los negros, ni por los bosques», ha asegurado Lula refiriéndose al ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles.

Comentarios

Lula acusa a los fiscales de Lava Jato de organizar una «banda» para acabar con su legado