Interior aprueba el traslado de otros cinco presos de ETA, algunos con delitos de sangre

Ya suma 63 etarras condenados por vínculos con la organización terrorista que han sido acercados a prisiones más próximas al País Vasco y Navarra


Redacción

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha ordenado el traslado de otros cinco presos de ETA, algunos con delitos de sangre por atentados, y ya suma 63 condenados por vínculos con la organización terrorista que han sido acercados a prisiones más próximas al País Vasco y Navarra.

Lierni Armendaritz González de Langarik pasará del centro penitenciario de A Lama, en Pontevedra, al de El Dueso, en Cantabria. Ingresó en prisión el 16 de enero del 2001 y cumple una condena de 30 años por atentado, colaboración con banda armada, asesinatos, homicidios, tenencia de armas, estragos, robo con fuerza y falsificación de documento público.

Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en julio del 2023 y, según Instituciones Penitenciarias, «acepta la legalidad penitenciaria y se compromete a hacer frente al pago de la responsabilidad civil». A propuesta de la Junta de Tratamiento de la prisión gallega, la Secretaría General ha resuelto progresarla a segundo grado y «su traslado a centro próximo a su vinculación familiar por razones amparadas en la Ley de Protección de Datos», informa Europa Press.

Jesús Arcauz Arana deja Murcia II para seguir su condena en Valladolid. Ingresó en prisión el 17 de enero de 1997 y cumple una condena de 30 años por atentados, homicidios frustrados, estragos y terrorismo. Cumplió las tres cuartas partes de la condena en octubre del 2015. A propuesta de la Junta de Tratamiento de la prisión de Murcia, será progresado a segundo grado y trasladado a centro cercano a su vinculación familiar.

Juan Carlos Herrador Pouso será trasladado también a El Dueso, en este caso desde Ocaña I (Toledo). Según Prisiones, ha aceptado la legalidad penitenciaria y por eso se acepta también su progresión al segundo grado. Ingresó en la cárcel el 2 de abril del 2007 y tiene una condena de 19 años por colaboración con banda armada y depósito de armas. Cumplirá las tres cuartas partes de la pena en junio de 2021.

Unai Fano Aldasoro pasará de Soria a Bilbao. Se trata de un etarra que ingresó en prisión el 18 de diciembre del 2008 y cumple una condena de 20 años por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos, tenencia de armas, robo y hurto. Cumplirá las tres cuartas partes de la condena en septiembre del 2023.

De él señala Instituciones Penitenciarias que «acepta la legalidad penitenciaria y ha reconocido por escrito el dolor causado». Mantiene su clasificación en segundo grado y, a propuesta de la Junta de Tratamiento, será trasladado a centro próximo a su entorno familiar.

Gorka Loran Lafourcade, por su parte, será trasladado del centro penitenciario de Algeciras a la prisión palentina de Dueñas. Ingresó en prisión el 29 de diciembre del 2003 y cumple una condena de 20 años por colaboración con banda armada, tentativa de homicidio y depósito de armas.

Como del resto, Prisiones asegura que acepta la legalidad penitenciaria. En este caso cumple las tres cuartas partes de la condena en diciembre del 2018. La Secretaría General ha acordado progresarle a segundo grado y, a propuesta de la Junta de Tratamiento de la prisión gaditana, su traslado a centro próximo a su entorno familiar.

Comentarios

Interior aprueba el traslado de otros cinco presos de ETA, algunos con delitos de sangre