El presidente Sánchez normaliza a Bildu tras años de marginación política

David Guadilla COLPISA | BILBAO

ACTUALIDAD

BILDU

Las negociaciones presupuestarias son el último ejemplo de cómo el líder del PSOE ha decidido «normalizar» a la coalición aberzale

19 sep 2020 . Actualizado a las 20:45 h.

«Pedro ha roto un tabú. Hacer en Madrid lo mismo que llevamos años haciendo nosotros. El problema que tiene es que no es lo mismo hacerlo aquí que en Madrid». «Aquí» es Euskadi; el que opina es un veterano exdirigente del PSE; y lo que ha hecho Sánchez es normalizar la relación entre los socialistas y EH Bildu en el Congreso. Atrás quedan los tiempos de los vetos.

Arnaldo Otegi no oculta ahora que la coalición soberanista pondrá de su parte para que el líder del PSOE siga en La Moncloa y el presidente lanza guiños simbólicos a Bildu. El último, la semana pasada, cuando lamentó «profundamente» la muerte en prisión del miembro de ETA Igor González, al que llamó «preso vasco» en lugar de «preso de ETA».

Las condolencias y la utilización de una terminología más propia de la izquierda aberzale que de un líder del PSOE han sido matizadas por los socialistas. Se dice que se han sacado de contexto. Que no hay nada raro. Pero al mismo tiempo Pablo Iglesias recibe en su despacho de la Vicepresidencia Segunda a Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu en la Cámara baja. Nunca una marca en la que está integrada la izquierda aberzale había llegado tan lejos en lo simbólico.