El juez ya apunta a la trama política del caso Kitchen y pone el foco sobre Mariano Rajoy

Melchor Saiz-Pardo COLPISA | MADRID

ACTUALIDAD

ANDREA COMAS | Reuters

La imputación del exministro Fernández Díaz vaticina la posible citación de Cospedal

21 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Los que pensaban que un veterano juez instructor como Manuel García-Castellón iba a contentarse con apuntar solamente contra los agentes y comisarios que participaron en el operativo parapolicial y extrajudicial para espiar a Luis Bárcenas y su entorno es que probablemente no conozcan al actual titular del Juzgado de Instrucción 6.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

También se equivocaban los que pudieron creer que el mismo juez que ha llegado a insinuar en sus autos que Pablo Iglesias pudo mentir en sede judicial a cuenta de la tarjeta del caso Dina, y que se ha convertido en la bestia negra judicial para Podemos, no iba a poner en su punto de mira a los dirigentes populares. Pero así ha sido. Y la imputación de Jorge Fernández Díaz, quien fuera uno de los ministros más poderosos del primer Gobierno de Mariano Rajoy, tiene todos los visos de no ser la última de un miembro del gabinete del expresidente popular, según señalan diversas fuentes del caso Kitchen.

García-Castellón ya investiga de lleno cómo el Partido Popular encargó al excomisario José Villarejo buscar los puntos débiles del extesorero y su entorno para un posible chantaje, conocer hasta dónde Bárcenas tenía intención de tirar de la manta y, llegado el caso, poder sustraer material comprometedor que el exsenador tuviera sobre las cuentas irregulares del PP. García-Castellón, en su auto del viernes, rechazó por el momento ir contra Dolores de Cospedal y su marido Ignacio López del Hierro, en un gesto que algunos en el PP, probablemente los que menos hayan seguido la trayectoria del juez, interpretaron como un indicio de que el instructor se conformaba con la imputación de Fernández. Nada más lejos de la realidad.