Pere Aragonès, un hombre de partido, de perfil bajo y pragmático

El vicepresidente, que ejercerá de forma interina la presidencia de la Generalitat, asume su papel como lugarteniente de Junqueras y se mantiene leal al líder de Esquerra

Pere Aragonès, presidente de la Generalitat catalana
Pere Aragonès, presidente de la Generalitat catalana

Es un hombre de partido, un político independentista desde su juventud, pero no un activista al estilo de Quim Torra. Pere Aragonès (Pineda de Mar, 1982) «es un político digamos que clásico, sin el carisma peculiar de Oriol Junqueras», según Xavier Arbós, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona y analista político. En su opinión, «ha cumplido hasta ahora un papel de lugarteniente de Junqueras, sin que se le conozcan muchas declaraciones estridentes». Salvo, «naturalmente, en episodios especialmente graves como son las condenas a los líderes independentistas u otros parecidos». Por lo tanto, «cabe esperar que desempeñe con corrección su papel de presidente sustituto. Es un político, y no un activista como Torra», concluye. Frente a las estridencias de este, ha mantenido un perfil bajo marcado por el pragmatismo, como demostró en las negociaciones con Cristóbal Montoro tras la aplicación del artículo 155 a Cataluña, en las que posibilitaron la investidura de Pedro Sánchez o en la creación de la mesa de diálogo con el Gobierno.

Incrustado en el aparato

Aragonès ha desarrollado la carrera típica del apparatchik de partido. Siendo un adolescente se afilió a las juventudes de ERC y con 18 años al partido, formó parte de la ejecutiva, en el 2006 fue elegido diputado del Parlamento catalán para, en el 2018, ser nombrado vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat. Antes, en las elecciones municipales del 2011 y 2015, aspiró a ser alcalde de su pueblo, pero no lo consiguió.

«Milita en ERC desde los 16 años, es un hombre de partido», asegura la periodista y politóloga Magda Gregori, autora de Pere Aragonès, l’independentisme pragmàtic. Y lo define como «una persona discreta, ordenada, reserva su tono más incisivo para los actos de partido, defiende sus propias estrategias políticas, pero todavía está construyendo su liderazgo; en la intimidad es una persona cercana, con sentido del humor y buen cocinero».

Su abuelo fue alcalde de Pineda de Mar durante el franquismo y un conocido empresario hotelero que cobró fama por levantar en 1963 el Taurus Park, el hotel más grande de España en aquella época. Su padre y sus tíos continuaron el negocio paterno, lo que rechazó Aragonès. Licenciado en Derecho, «con una formación académica sólida, ya que tiene un máster en historia económica y ha seguido estudios en la Harvard School of Government», afirma Arbós.

¿Qué diferencias hay entre el nuevo presidente en funciones y el líder de ERC, actualmente en prisión? «Aragonès y Junqueras siempre se han entendido, pero les caracterizan formas de hacer distintas», señala Gregori. «Junqueras es más intuitivo, creativo; Aragonès es más cartesiano, ordenado, establece un método; Aragonès no se considera su discípulo, pero Junqueras sí que es su mentor; Aragonès es consciente de que si Junqueras no estuviera preso, él no estaría ocupando estos cargos en el partido (coordinador nacional de ERC) o en el gobierno (vicepresidente)», explica. «Pero Aragonès no tiene la sensación de estar sustituyendo a nadie, dice que complementa el liderazgo de Junqueras. Ahora le toca mandar a Aragonès, por delegación y por confianza», añade. Pero puntualiza que «no será el presidente ni pretende serlo, asumirá algunas funciones, después del cese de Torra, pero evidentemente el escenario catalán es de campaña electoral casi permanente y esto condiciona un gobierno de coalición». En ese sentido, Arbós prevé que «las relaciones entre ERC y JxCat van a discurrir con la voluntad de ambas partes de evitar en lo posible choques excesivos» porque les conviene, ya que «se van a apoyar mutuamente tras las elecciones para facilitar que en la Generalitat siga habiendo un gobierno independentista».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Pere Aragonès, un hombre de partido, de perfil bajo y pragmático