La UE abre procedimiento sancionador al Reino Unido por su ley «antibrexit»

Da un mes a Londres para corregir la normativa que vulnera lo pactado


londres / e. la voz

La Comisión Europea ha demostrado al Reino Unido que cuando marca líneas rojas lo hace en serio. Apenas 48 horas después de que el primer ministro Boris Johnson usase su mayoría parlamentaria para aprobar la ley que le permitirá reescribir lo pactado sobre el brexit, Bruselas anunció acciones legales contra Londres, cumpliendo así la amenaza que lanzó hace tres semanas.

«La Comisión decidió enviar una notificación formal al Gobierno británico. Este es el primer paso en un procedimiento de infracción», anunció este jueves la presidenta de la Comisión, la alemana Ursula von der Leyen. «Habíamos invitado a nuestros amigos británicos a eliminar las partes problemáticas de su proyecto de Ley del Mercado Interno a finales de septiembre, pues este proyecto de ley constituye, por su propia naturaleza, un incumplimiento de la obligación de buena fe establecida en el Tratado de Retirada [de la UE]. Además, si se adopta tal cual, estará en plena contradicción con el protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte», argumentó.

La dirigente indicó que su aún socio tiene un mes para presentar sus observaciones antes de que el proceso, que puede culminar con una multa, se ponga en marcha. O también puede modificar el proyecto de ley y ahorrarse los problemas. El Reino Unido sigue atado al derecho comunitario hasta la materialización definitiva del brexit esta Nochevieja, por lo que aún puede ser objeto de este tipo de acciones, que no son expeditas y pueden demorar varios meses.

Listos para la pelea

Las autoridades británicas, por su parte, no tardaron en reaccionar al anuncio de Bruselas. «Responderemos a su debido tiempo», declaró el portavoz de Downing Street, que dejó claro que Johnson no pretende recular. «Hemos expuesto claramente nuestras razones para introducir las medidas relacionadas con el protocolo de Irlanda del Norte. Necesitamos crear una red de seguridad jurídica para proteger la integridad del mercado interior del Reino Unido, garantizar que los ministros siempre puedan cumplir con sus obligaciones con Irlanda del Norte y proteger el proceso de paz», agregó el funcionario.

La cuestionada Ley del Mercado Interior faculta al Gobierno británico a dejar sin efecto las tarifas y los controles aduaneros a los productos comunitarios que lleguen a Irlanda del Norte desde la UE, para que puedan continuar hacia el resto del Reino Unido y viceversa. Para evitar la imposición de una frontera dura entre la República de Irlanda y la conflictiva región británica, Bruselas y Londres acordaron que Irlanda del Norte seguiría temporalmente en el mercado único, pero ahora los británicos creen que esto podría poner en riesgo su unidad, en especial si no hay un acuerdo de libre comercio antes del 31 de diciembre. Además el instrumento permitiría a Londres dar ayudas y subsidios a las empresas afincadas en el Úlster.

Tanto la aprobación de la ley como el anuncio de las medidas legales de la Comisión contra el Reino Unido han ensombrecido la novena ronda de contactos entre los negociadores de ambas orillas del canal de La Mancha, que concluirán este viernes en Bruselas.

Von der Leyen aseguró que el expediente no interrumpirá las conversaciones sobre la relación futura posbrexit. Por su parte, el primer ministro holandés, Mark Rutte, intentó rebajar el calado del paso, que calificó de acto «administrativo» y no político. Dijo además que las conversaciones podrían intensificarse en octubre.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La UE abre procedimiento sancionador al Reino Unido por su ley «antibrexit»