Albert Rivera: «Sánchez nos hizo una envolvente para culparnos del bloqueo político»

Miguel Ángel Alfonso MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera
El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera Ballesteros

El exdirigente liberal apuesta ahora por una «gran coalición» en Cataluña

03 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Casi un año después de abandonar la política tras la debacle electoral del 10-N, el expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, publica Un ciudadano libre, el libro en el que recuerda cómo vivió las negociaciones de investidura y el hundimiento de su partido. 

-El libro contiene pasajes muy personales, incluso confiesa sus lágrimas en la noche del 10-N.

-Son cosas íntimas, que no había contado y cuando estás en primera línea muchas veces la coraza que nos ponemos los líderes políticos para aguantar la presión de los rivales no te permite bajar la guardia ni mucho menos contarlo en un libro. Hay momentos que narro que aún me cuesta digerirlos, pero valió la pena.

-¿Se arrepiente de haber dejado la política?

-No, cada día que pasa estoy más satisfecho con aquella difícil decisión. Una cosa es convocar un congreso para asumir unos malos resultados, como hizo Pedro Sánchez cuando sacó el peor resultado del PSOE o Pablo Casado, con el peor resultado de la historia del PP. Eso era lo habitual. Pero después de perder tantos escaños no tenía sentido que yo perdurara al frente del partido.

-Algunos le rogaron que permaneciera «un tiempo más» al frente de Ciudadanos.

-La crítica feroz de los rivales durante aquella campaña electoral me hizo darme cuenta de que si seguía 15 minutos más iba a ser insoportable para mí y para mi familia. Fue una decisión política, pero también personal.

-En el libro culpa a Pedro Sánchez de esa derrota electoral, sostiene que orquestó una pinza contra Ciudadanos.

-No se trata de buscar culpables, se trata de preguntarse por los motivos por los que Ciudadanos pasa de 57 diputados a 10 en pocos meses. Imagínese cuántas veces me he hecho esa pregunta. Hubo una estrategia bien ejecutada por Sánchez e Iván Redondo que era decir públicamente que ellos querían pactar con Ciudadanos para contentar al establishment, pero la realidad y lo que me dijo el propio Sánchez en privado, como se demostró en el pacto con Unidas Podemos posteriormente, evidencia que no estaban interesados. Nos hicieron una envolvente para que Ciudadanos pareciera responsable de ese bloqueo político.

-Entonces, ¿usted rechazó pactar con Sánchez, sí o no?

-Yo propuse un pacto de Estado pero Sánchez me lo negó, propuse una reunión en la Moncloa y también me reuní con Pablo Casado. Sánchez nunca ofreció una hoja de ruta ni reformas ni entrada en el Gobierno ni negociaciones de ningún tipo ni a Ciudadanos ni al PP. Otra cosa es que se haya mentido mil veces para justificar lo contrario.

-Ahora Ciudadanos deja la puerta abierta a pactar los Presupuestos con PSOE y Podemos.

-No voy a pronunciarme sobre las decisiones que han tomado los cargos de Ciudadanos, eso habría que preguntárselo a ellos. Pero como ciudadano español sí que me preocupa profundamente cómo están demoliendo el estado de derecho Sánchez y sus socios. Convertir el Código Penal en una especie de self-service al servicio de unos políticos condenados por sedición y malversación de fondos me parece inmoral. Que el Código Penal de un país se modifique por los apellidos de unos reos concretos es impropio de una democracia fuerte.