Merkel se irrita por los problemas con el «brexit» y urge soluciones a Johnson

Berlín ve «absolutamente irresponsable» causar más problemas a los ciudadanos

Michel Barnier y Heiko Maas, durante su comparecencia en Berlín
Michel Barnier y Heiko Maas, durante su comparecencia en Berlín

berlín / e. la voz

Se apaga por momentos el optimismo acerca de lograr un acuerdo satisfactorio entre la Unión Europea y el Reino Unido antes de que el brexit entre en pleno vigor el 1 de enero. El período transitorio toca pronto a su fin y son muchos, demasiados, los problemas que hay encima de la mesa y que impiden el pacto.

La visita este lunes de Michel Barnier, el líder negociador de la UE sobre el brexit, a Berlín se produjo precisamente para hablar sobre los resultados de la novena ronda de negociaciones y acordar los próximos pasos en busca de un acuerdo comercial. La actitud de Londres irrita a Berlín, que espera mayor compromiso de su interlocutor.

La «voluntad de consenso» de Bruselas está más presente que nunca, indicó el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, antes del encuentro entre Barnier y Merkel. En una breve comparecencia ante la prensa, Maas afirmó que la pandemia del coronavirus «ha dificultado aún más las conversaciones, pero ha convertido en aún más urgente un acuerdo» e instó al Reino Unido a hacer un esfuerzo final para cerrar el acuerdo comercial. «Quizás hay ahora más cosas en juego que hace un año», agregó refiriéndose a las arduas negociaciones de entonces respecto al acuerdo de salida del Reino Unido del club comunitario.

Escaso margen

Las probabilidades de llegar a un acuerdo comercial básico antes de fin de año disminuyen cada día, a pesar de los esfuerzos de ambas partes para forzar a sus negociadores a acercar posiciones durante el fin de semana.

Para Berlín, sería «absolutamente irresponsable» en la situación actual causar a las personas de ambos lados del canal de la Mancha «problemas adicionales» por una falta de acuerdo, ya que la población «ya tiene suficiente» con los desafíos relativos a la salud y la economía derivados de la pandemia. Heiko Maas reiteró que la Unión Europea acude a estos «últimos metros de la negociación» con «actitud constructiva». «Realmente tenemos que hacer todo lo posible, y todas las partes, por lograr este acuerdo. Se lo debemos a nuestros ciudadanos más que nunca», reiteró el ministro.

Los escollos no son menores. Hay aspectos claves para la UE, como Irlanda, la integridad del mercado único, una competencia justa y unas estructuras legales eficientes. Maas recordó que hay muchas cuestiones aún abiertas y advirtió de que hay que avanzar en todos estos asuntos pendientes para llegar al objetivo de alcanzar un acuerdo satisfactorio para las dos partes. «Nuestra puerta sigue abierta a unas relaciones estrechas y ambiciosas con Reino Unido. Ese es y seguirá siendo nuestro objetivo», dijo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Merkel se irrita por los problemas con el «brexit» y urge soluciones a Johnson