Johnson recurre al talonario para acallar el malestar «tory» y recuperar popularidad

Niega ante su partido que el coronavirus le haya quitado «su deseo» de gobernar


londres / e. la voz

Boris Johnson cree que la crisis económica provocada por la pandemia del covid-19 es también una oportunidad para transformar el Reino Unido y, por ello, ha anunciado millonarias inversiones en energías renovables que, según él, servirán para crear «cientos de miles, si no millones de puestos de trabajo». Promesa con la que espera apaciguar el malestar entre sus simpatizantes y de paso recuperar algo del terreno perdido en los últimos meses frente a la oposición laborista.

«El Reino Unido se puede convertir en el líder mundial de la energía limpia y a bajo costo (…) Lo que supone el petróleo para Arabia Saudí, es el viento para el Reino Unido», dijo durante el discurso con el que este martes cerró la inusual conferencia anual del Partido Conservador. Las palabras del premier fueron televisadas y seguidas por la mayoría de los miembros y de afiliados a la organización desde sus casas, debido al coronavirus.

Además de una revolución verde, Johnson recuperó promesas electorales como contratar 20.000 agentes policiales adicionales, construir viviendas accesibles sobre todo para los jóvenes e invertir más en educación.

Pero si el talonario no fuera suficiente para acallar las críticas entre los tories y ganar popularidad, Johnson se dirigió a sus rivales, internos y externos, y calificó de «propaganda sediciosa» los rumores que dicen que no se ha recuperado del todo del covid-19 que padeció en abril y que ha perdido sus «ansias» de gobernar.

«Últimamente he leído muchas tonterías sobre cómo el coronavirus me ha robado mis deseos de gobernar. Este tipo de propaganda sediciosa se esperaría de aquellos que no desean que el Gobierno tenga éxito, que quieren impedir el brexit y todas nuestras promesas, pero puedo decirles que ningún poder en la Tierra va a lograr que esto ocurra», dijo, y retó a quienes dudan de su condición física a «echar un pulso, a una carrera o lo que sea».

Johnson aseguró que más allá del susto que pasó por terminar en cuidados intensivos, el coronavirus le ayudó a perder 12 kilos en los últimos meses.

Las constantes marchas y contramarchas en la gestión de la pandemia y la posibilidad de reescribir lo pactado con la UE sobre el brexit han provocado dos revueltas en las filas tories en cuestión de días. Pese a que esas rebeliones no han sido suficientes para obligar a Johnson a ceder, evidencian un creciente malestar. Además, su imagen está bajo mínimos y las últimas encuestas lo colocan por debajo del laborista Keir Starmer, algo no visto desde que llegó a Downing Street en julio del 2019.

La UE insta a acelerar las negociaciones en la recta final del período transitorio

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Maros Sefcovic admitió este martes que la recta final de las negociaciones con el Reino Unido para definir su futura relación requerirá «toda la energía y atención» desde Bruselas, y recordó que no se puede aún descartar el escenario de un «no acuerdo». «Estamos a menos de cien días del final del período de transición», dijo Sefcovic, que es también el representante europeo en el comité conjunto que revisa cómo se aplica el acuerdo de salida.

El vicepresidente de la CE tildó de «duro golpe» que el Reino Unido haya propuesto una ley que «por su propia naturaleza es una violación del acuerdo de salida», y advirtió de que afecta a «la firma británica y la confianza que generan». «El respeto a los acuerdos es en primer lugar una cuestión de ley, pero también de confianza y de buena fe», dijo Sefcovic, quien insistió en que lo pactado «garantiza de manera crucial» los acuerdos de paz de Irlanda.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Johnson recurre al talonario para acallar el malestar «tory» y recuperar popularidad