9 de octubre del 2017: Un millón de personas claman por la unidad de España y piden ser tenidas en cuenta

La mayoría silenciada inunda Barcelona en una multitudinaria manifestación


Redacción

No habían salido a las calles, no se manifestaban a pesar de estar de su radical oposición al desafío secesionista. Y no lo hicieron de manera mayoritaria hasta el 8 de octubre del 2017 cuando un millón de personas, según los organizadores y 350.000 según la Guardia Urbana tomaron las calles de Barcelona para proclamar que «Cataluña es España, no nos engañan».

La marcha contra la independencia estaba convocada por la Sociedad Civil Catalana (SCC) con el lema «¡Basta! Recuperemos el seny (sensatez). Asistieron numerosos representantes del PP, Ciudadanos y socialistas, gente del mundo de la cultura y la empresa y también miles de catalanes desplazados desde otros puntos de la comunidad en 60 autobuses, trenes y vehículos particulares.

El presidente de SCC, Mariano Gomà, admitió que estaban desbordados por la multitudinaria asistencia. «Luego diréis que somos cinco o seis», gritaban los congregados en la mayor movilización registrada hasta la fecha en Cataluña por la unidad de España. El escritor Mario Vargas Llosa fue el encargado de leer el discurso. «Se necesita más que una conjura golpista para acabar con 500 años de historia», dijo el Nobel de Literatura que resaltó valores como el pacifismo, la coexistencia y la libertad.

Cerró el acto, Josep Borrell, con un recordado discurso en el que cada frase era una estocada al independentismo. «Señor Puigdemont, no tire este país por el precipicio», pidió el por entonces expresidente del Parlamento europeo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

9 de octubre del 2017: Un millón de personas claman por la unidad de España y piden ser tenidas en cuenta