Torra, Puigdemont y Mas recelan del diálogo con el Estado y piden una mediación internacional

Argumentan que «el diálogo que España promete acaba siempre en sentencia»

Los expresidentes de la Generalitat Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas, hoy en una rueda de prensa conjunta en la Casa de la Generalitat en Perpignan (Francia)
Los expresidentes de la Generalitat Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas, hoy en una rueda de prensa conjunta en la Casa de la Generalitat en Perpignan (Francia)

Redacción

Los expresidentes de la Generalitat Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas recelan de que el Estado, con el rey a la cabeza, tenga una voluntad «real» de dialogar, por lo que han pedido una mediación internacional que creen que estará más cerca si el independentismo supera el 50 % de los votos.

Los tres últimos presidentes de la Generalitat, que tienen en común haber sido objeto de procesos judiciales a raíz del «procés», han ofrecido una rueda de prensa este viernes en la Casa de la Generalitat de Perpiñán (Francia), el día en el que el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han visitado Barcelona y a cuatro meses de las elecciones catalanas

Torra, Puigdemont y Mas han leído un manifiesto, en catalán, francés e inglés, en el que denuncian que el hecho que hayan sido «golpeados por la represión del Estado» pone de relieve la «gravedad del conflicto» catalán, que exige «diálogo, negociación y mediación internacional para encontrar una solución justa y democrática a la voluntad libre de los catalanes».

Torra ha señalado que su caso, inhabilitado por el Tribunal Supremo por desobediencia por la pancarta de los políticos presos, el de Puigdemont, que huyó al extranjero y fue procesado en rebeldía por el 1-O, y el de Mas, condenado por desobediencia por la consulta del 9N, son ejemplos de que «el diálogo que España promete acaba siempre en sentencia», informa Efe.

Así, ha alertado de que el soberanismo está a su juicio «en un laberinto», del que considera que se debe salir con «persistencia, determinación y saltando todos los muros».

Por su parte, Puigdemont ha hecho hincapié en que la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat no ha dado «resultados» a día de hoy y que solo «tiene sentido si es para arreglar el conflicto político».

Por su parte, Mas se ha preguntado retóricamente: «¿Cómo puede ser que, si tanto dicen que quieren dialogar, el jefe del Estado no requiera la posición o iniciar un diálogo con nosotros, con tres presidentes que han sido protagonistas de este proceso soberanista?».

Para el exlíder de CDC, esto, junto con otros elementos, demuestran que «no hay voluntad de diálogo real en las máximas instituciones del Estado» ante un conflicto en Cataluña que cree que va «más allá del Gobierno, sea del color que sea».

En este contexto, Mas ha defendido la necesidad de una mediación internacional, que «nadie va a regalar y se tiene que «ganar», por lo que el primer paso sería, a su juicio, a través de las elecciones catalanas del próximo febrero. «Si la mayoría -independentista- cada vez es más amplia, la mediación internacional cada vez estará mas cerca», ha augurado.

Puigdemont ha suscrito que, para que haya mediación internacional, hay que pedirla e insistir en ella. El líder de JxCat ha recalcado al Estado que todos los conflictos del mundo que se han solucionado lo han logrado gracias a la mediación internacional: «No creo que nos tengamos que situar al margen de lo que dice el principio de realidad de la gestión de resoluciones de conflictos», ha indicado.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Torra, Puigdemont y Mas recelan del diálogo con el Estado y piden una mediación internacional