Hacienda limita los pagos en efectivo y prohíbe por ley las amnistías fiscales

G. L. REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Yolanda Díaz, María Jesús Montero e Irene Montero
Yolanda Díaz, María Jesús Montero e Irene Montero Juan Carlos Hidalgo

Espera recaudar 828 millones más al año con la ley de lucha contra el fraude fiscal

14 oct 2020 . Actualizado a las 09:58 h.

El Consejo de Ministros aprobó este martes el anteproyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, con el que prevé aumentar en 828 millones anuales el resultado del plan que lleva a cabo la Agencia Tributaria para aflorar operaciones ocultas al fisco e impuestos impagados, que en el último ejercicio recaudó 15.715 millones.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, remarcó que con esta ley se decreta una política de «tolerancia cero» no solo contra la evasión fiscal, sino también contra la «planificación fiscal agresiva y abusiva», ya que las prácticas irregulares suponen un «agravio» para los contribuyentes cumplidores y restan recursos al Estado de bienestar en un período de crisis. Pero reconoció que, al poner el foco en las fórmulas de fraude «más avanzadas y complejas», la nueva ley obligará a la Administración a mejorar su especialización, en especial en unidades como las que inspeccionan a las grandes empresas y los grandes patrimonios.

En cuanto a las medidas concretas que recoge la ley, la portavoz del Gobierno destacó, en primer lugar, la prohibición de los denominados «software de doble uso», que permiten a las grandes compañías llevar una doble contabilidad con la que rebajan sus bases imponibles y, como consecuencia, su factura fiscal.