La UE cree que las negociaciones del «brexit» están en «una fase crítica»

El Gobierno británico provoca la furia de los empresarios al acusarlos de no prepararse para la salida de la Unión Europea

El secretario de Estado para la UE de Alemania, Michael Roth
El secretario de Estado para la UE de Alemania, Michael Roth

londres / e. la voz

Las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido para definir su relación futura tras el brexit se encuentran en una «fase muy crítica». Así lo aseveró este martes el secretario de Estado para la UE alemán, Michael Roth, quien recordó que el tiempo se agota para llegar a un acuerdo y evitar un divorcio abrupto esta próxima Nochevieja. «Francamente, estamos en una fase muy crítica en las negociaciones y nos encontramos ante una presión extrema; el tiempo se está agotando», declaró el político, cuyo país ocupa la presidencia de turno de los Veintisiete, al llegar a una reunión de ministros y secretarios de Estado del bloque que se celebró este martes en Luxemburgo.

En similares términos se pronunció el jefe negociador comunitario, el francés Michel Barnier, quien también participó en el cónclave de Luxemburgo y, como en el funcionario germano, consideró que las conversaciones con Londres se encuentran en una «fase difícil», aunque matizó que en las últimas conversaciones ha habido un tono más «constructivo» que en el pasado, según señaló el diario londinense The Guardian citando fuentes diplomáticas.

Barnier volvió a pedir al Gobierno británico que haga «algún movimiento» en los tres principales escollos para llegar a un acuerdo: la pesca, la gobernanza del pacto y garantías para evitar la competencia desleal. Sobre el tema pesquero, el negociador explicó a los ministros y secretarios que solo permitirle al Reino Unido seguir en el mercado común energético tiene un valor monetario «cinco veces superior» a todo el pescado que la flota comunitaria saca de las aguas británicas.

Sacando los dientes

Pese a asegurar que estaban «trabajando muy duro» para lograr un acuerdo con Londres, Roth advirtió que la Unión Europea también está preparada para una eventual salida abrupta de su todavía socio. «Estamos bien preparados para ambos escenarios. Todo el mundo debería saber que un escenario sin acuerdo es el peor, no solo para la UE, sino también para el Reino Unido, pero también estamos preparados para eso», aseveró.

La reunión de Luxemburgo es la antesala del esperado Consejo Europeo que comienza mañana y en el que los líderes del bloque analizarán el estado de las conversaciones y decidirán si las continúan o no.

Pero si lidiar con Bruselas sobre su futuro inminente no fuera suficiente para Londres, el Gobierno de Boris Johnson abrió este martes otro frente dentro de sus fronteras. El ministro de Estado del Gabinete y del Tesoro, Theodore Agnew, aseguró ante un comité parlamentario que el grueso de las empresas británicas no se han preparado para la salida del país del mercado único, porque han hecho como el avestruz y han «preferido meter la cabeza en la arena».

Las palabras provocaron la ira del sector empresarial. «Si algún empresario tiene la cabeza en la arena es porque, después de muchos meses frustrantes a la espera de respuestas, probablemente piensan que es más probable que las encuentren en la arena que en el Gobierno», replicó Tim Rycolf, de la Federación británica de Alimentos y Bebidas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La UE cree que las negociaciones del «brexit» están en «una fase crítica»