El joyero pontevedrés que hizo las alianzas de boda a Risto tiene ya 4,4 millones de suscriptores en YouTube

Pablo Cimadevila acercó la artesanía a los espectadores a través de su programa 24 quilates en Discovery Max


Pontevedra / La Voz

Pablo Cimadevila es artesano, joyero y medallista paralímpico. Dejó la piscina después de los Juegos de Londres 2012 y se metió en su taller de Pontevedra desde donde hace joyas para todo el mundo. Tuvo una empresa en la que trabajaba con un equipo de gente para las mejores firmas, pero pronto decidió romper ese proyecto e iniciar el que le apasionaba, ser un artesano en su propio taller. Dio vueltas a la idea de contar cómo trabajaba. Propuso su proyecto a Discovery Max y triunfó. Se preguntaba, ¿si hay programas de tatuajes y de hacer motos, por qué no lo va a haber de joyas? Buscó una productora en Madrid y enviaron un piloto a varias televisiones, pero solo Discovery Max le encontró hueco. «La audiencia fue bien, tuvo la media del canal, pero la mayoría de los programas que se emiten son de Estados Unidos subtitulados y seguir con el mio era más costoso», apunta Cimadevila. Así que con conocimientos de edición, grabación y por supuesto, de joyería abrió su canal de Youtube para mostrar al mundo lo que él sabía hacer.

Y lo que empezó como una ventana al mundo ha llevado a medio mundo a colarse en su taller. Tiene 4,4 millones de seguidores en esta red social; 48.000 en Instagram; y 600.000 en Facebook. «Mi intención no era ganar dinero, pero la sorpresa fue ver que llegué a tantos suscriptores y ya es el canal de joyería más grande del mundo», apunta Cimadevila, que hasta tiene un perfil en Tik Tok: «Hay que estar en todas partes, en esta última es un público adolescente que no es mi objetivo, pero todo va cambiando como lo hicieron Facebook e Instagram».

Ha encontrado en la calidad de su trabajo y las redes sociales la mejor plataforma para ampliar una cartera de clientes que no entiende de nacionalidades ni de edades. «En cualquier momento de tu vida vas a necesitar una joya, la gente la compra, pero a muchos les gusta saber cómo se hacen», reconoce este artesano. Risto Mejide y Laura Escanes fueron dos de ellos. Visitaron su taller para hacerse las alianzas de boda. Ese vídeo fue uno de los más reproducidos en su canal. El popular presentador y la influencer estuvieron en su taller y participaron de forma activa en la elaboración de sus joyas. Pero no solo lo han hecho ellos, esta posibilidad de ayudar a Cimadevila en un trabajo tan artesanal está abierto a muchas parejas que se vayan a casar y como ellos, quieran fundir el oro de las joyas familiares para darle un especial significado. «A raíz de Risto y Laura tuve más pedidos de alianzas, pero a la larga yo no vivo de lo que hago a personas conocidas. Eso sí, todo suma y hay que llegar al mayor número de gente», concluye este artesano, que cuenta que «hasta se pusieron en contacto conmigo desde Dubai para hacer unas alianzas, me enviaron una foto de unas de Cartier y me dijeron que esa marca allí la tienen todos y ellos querían algo en platino hecho por un artesano». Este es Pablo Cimadevila, un artesano que no tiene fronteras ni límites.

Tiene infinidad de pedidos, pero mantienen su ritmo normal de trabajo. Está acompañado de sus hermanos, pero no se plantea contar con empleados. Eso ya pasó en épocas anteriores y ahora sabe que quien le encarga una joya quiere que se la haga él. Quizás sean los anillos de pedida lo que más hace este artesano, que hasta graba la huella digital de los contrayentes en el interior de la alianza. «La gente pide lo que no encuentra en las tiendas, le doy ese valor añadido», subraya Cimadevila.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El joyero pontevedrés que hizo las alianzas de boda a Risto tiene ya 4,4 millones de suscriptores en YouTube