Piden la dimisión de la presidenta de Baleares por estar a las dos de la madrugada en un bar

El establecimiento fue sancionado por exceder el horario de apertura


EFE

El líder del PP balear, Biel Company, ha exigido este jueves la «inmediata dimisión» de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, por estar de madrugada, según ha afirmado el político popular, en un bar de Palma que fue sancionado al exceder el horario de apertura impuesto por las restricciones de la covid-19, decretadas por ella misma.

«Por salud democrática, la presidenta Armengol debe dimitir», ha insistido en rueda de prensa Company, que ha denunciado que «toda su gente ha intentado tapar este asunto». Company se hizo eco este miércoles, en el debate de política general, de una información publicada la semana pasada en el diario Última Hora sin referirse expresamente a la presidenta.

«Una conocidísima política estaba a las 2 de la madrugada con su jefe de comunicación en un bar que debería estar cerrado, y que la Policía Local de Palma tuvo que cerrar después de las quejas de los vecinos», dijo el jefe de la oposición.

A raíz de este comentario, el citado periódico y el Diario de Mallorca publican este jueves que Armengol estuvo en la madrugada del 7 de octubre en un bar que fue cerrado por la policía, cuando ella ya estaba en el exterior del local, por estar abierto después de la 1.00 horas, límite para el cierre con la normativa autonómica de prevención del coronavirus.

Según estas informaciones, la líder socialista balear estaba ese día sobre las 2.00 horas en las puertas del local, donde fue reconocida por los policías que acudieron a levantar acta sancionadora, ante quienes el propietario del establecimiento argumentó que no cerraba porque la jefa del ejecutivo se encontraba en el local.

Armengol, por su parte, ha asegurado que en ningún momento incumplió las restricciones anticovid y ha detallado que estaba fuera del local después de la hora de cierre por el desmayo de un miembro de su equipo.

El Govern balear ha emitido un comunicado en el que explica que en la noche del 6 de octubre la presidenta celebró una cena de trabajo en la terraza de un restaurante de Palma próximo a su vivienda con los consellers Pilar Costa, Iago Negueruela y Marc Pons, así como con el jefe de su gabinete, Quim Torres, y con el director general de Comunicación, Álvaro Gil.

Tras la cena, de camino a sus domicilios, Armengol, Pons y Gil encontraron un bar abierto junto a la casa de la presidenta y entraron para seguir su conversación.«Alrededor» de las 1.00 horas, límite de apertura de los locales de restauración, los tres se dispusieron a abandonar el establecimiento y, cuando estaban saliendo, el director general de comunicación sufrió un «desmayo producido por la medicación que recibía desde esa misma semana para la ansiedad laboral», ha detallado el Govern.

Por esa razón, la presidenta y el conseller permanecieron en la calle junto al bar para asistir a su compañero, por lo que se encontraban allí cuando llegó una patrulla de la Policía Local a la que explicaron la situación. «Si se produjo una actuación de la Policía Local de Palma en el establecimiento, esta no se produjo cuando la presidenta y sus acompañantes estaban en el local», enfatiza el Ejecutivo en su comunicado.

«La Presidencia del Govern lamenta los hechos sucedidos y su utilización con finalidades partidistas», concluye la nota.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Piden la dimisión de la presidenta de Baleares por estar a las dos de la madrugada en un bar