PSOE y Podemos cierran su acuerdo presupuestario a pocas horas del Consejo

Los dos partidos del Gobierno han pactado regular el precio de los alquileres en un horizonte temporal de cuatro meses, así como facilitar el acceso al ingreso mínimo vital


Redacción

Casi sobre la bocina, a pocas horas de ser presentado el borrador de los Presupuestos en el Consejo de Ministros deeste martes, PSOE y Unidas Podemos, socios de Gobierno, llegaron finalmente a un acuerdo. El vicepresidente Pablo Iglesias ya avisó de que no renunciarían a ciertas reivindicaciones. Principalmente, el escollo se encontraba en dos puntos: la regulación de los precios de los alquileres y el ingreso mínimo vital. Sin embargo, ambos interlocutores cerraron a última hora su acuerdo presupuestario. Así, pactarán la regulación de los alquileres en cuatro meses, mientras que, en cuanto al ingreso mínimo vital, se facilitaría su acceso, incluyendo nuevas mejoras. La negociación no estuvo exenta de tirantez entre las dos partes del Gobierno, y días antes ya dejaban entrever sus discrepancias.

Tensión en el seno del Gobierno

Pero, pese al anuncio de Sánchez, la tensión se mantiene en el seno del propio Ejecutivo hasta el último momento. Unidas Podemos indicaba todavía durante la tarde del lunes que la negociación entre los dos socios no estaba cerrada y que, por lo tanto, su aprobación en el Consejo de Ministros no estaba garantizada. Desde el partido morado señalaban como principales escollos la regulación del precio de los alquileres, rechazada por las titulares de Economía, Nadia Calviño, y de Hacienda, María Jesús Montero, y también la implantación de medidas para asegurar el correcto funcionamiento del ingreso mínimo vital.

Las dos vías posibles

Para sacar adelante las cuentas, el Gobierno precisa la mayoría absoluta de 176 diputados del Congreso. Una cifra para la que le restan 21 escaños, dado que entre el PSOE y Unidas Podemos suman 155. Aunque en los últimos días los gestos del Ejecutivo indican que apuesta por aprobar los Presupuestos gracias al apoyo de los partidos independentistas, reeditando la mayoría de la investidura y convirtiendo la abstención de ERC y EH Bildu en un sí, hasta ahora no hay un acuerdo anunciado en ningún sentido. De optar por esa vía, el Gobierno podría llegar a sumar 184 votos a favor, contando con el apoyo de ERC (13), PNV (6), EH Bildu (5), Más País (2), Compromís (1), BNG (1) y Teruel Existe (1), sin descartar añadir finalmente también a Junts per Catalunya.

La otra opción del Ejecutivo en caso de que las negociaciones con ERC encallen por las exigencias de los secesionistas en torno a la mesa de negociación sobre Cataluña y la amnistía para los presos del procés, sería la de alcanzar un pacto con Ciudadanos, que ya se ha mostrado dispuesto a llegar a un acuerdo. Pero este consenso sería muy complicado porque Cs pretende reducir al mínimo la influencia de los de Pablo Iglesias en las cuentas.

La suma del Gobierno con Cs, PNV (6), Más País (2) PRC (1), Compromís (1) Teruel Existe (1) Coalición Canaria (1) y Nueva Canarias (1) llegaría a los 178 votos, dos más de los requeridos.

Lo que parece completamente descartado es que el Gobierno llegue a un acuerdo para aprobar los Presupuestos con el PP. Un pacto que solo entre el Ejecutivo y los populares alcanzaría la suma de 244 votos a favor.

El PNV ya ha «encauzado» el pacto en materia fiscal con el Ejecutivo

A falta de conocer el contenido concreto de los Presupuestos y su tramitación parlamentaria, el Gobierno tiene ya prácticamente garantizado el apoyo del PNV a las cuentas públicas. Los nacionalistas vascos conocen ya el proyecto del Gobierno, con el que vienen negociando desde hace tiempo. El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, afirmó ayer que aunque falta conocer «íntegramente» ese proyecto de Presupuestos, su partido ha «encauzado» ya algunas cuestiones «en materia fiscal». Esteban apeló a la «responsabilidad» del resto de formaciones políticas para que, aunque los Presupuestos no «sean del gusto de todos», todos se puedan sentir «más o menos a gusto». A los nacionalistas vascos no les afectan, según Esteban, las «diferencias» que pueda haber en el Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. Lo importante, a su juicio, es que «cuando acuerden las cosas entre ellos, entonces debatiremos».

El líder del PP, Pablo Casado, consideró, por el contrario, «dantescas» las previsiones económicas del Gobierno respecto a la caída del PIB y el alza del déficit y afirmó que la receta en los Presupuestos no puede consistir en subidas impositivas. «La receta no es subir 9.000 millones y expandir el gasto un 53 %, sobre todo si no va aparejado de una eficiencia, racionalización y optimización de los recursos públicos en un momento clave y crítico para nuestro país», señaló. Si finalmente el proyecto de presupuestos se aprueba en el Consejo de Ministros de hoy, el calendario previsto indica que la primera votación en el pleno del Congreso, la de enmiendas a la totalidad, podría producirse en la semana del 19 o 26 de noviembre.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

PSOE y Podemos cierran su acuerdo presupuestario a pocas horas del Consejo