Biden y Harris prometen acabar con las restricciones a la concesión de visados

La candidata demócrata a vicepresidenta de EE.UU. asegura que liquidarán el programa «Quédate en México» puesto en marcha por Trump

Kamala Harris, candidata demócrata a la vicepresidencia de EE.UU., durante un mitin en Mïchigan el pasado domingo
Kamala Harris, candidata demócrata a la vicepresidencia de EE.UU., durante un mitin en Mïchigan el pasado domingo

La aspirante demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos, Kamala Harris, prometió en una entrevista con Efe que si ganan las elecciones, ella y el candidato demócrata, Joe Biden, acabarán con las políticas de Donald Trump que restringen el derecho al asilo.

«La Administración de Biden y Harris protegerá nuestra frontera, mientras que asegura la dignidad de los migrantes y defiende su derecho legal a buscar asilo, incluido el fin del programa ‘Quédate en México' y los acuerdos de ‘tercer país seguro' con las naciones de Centroamérica», apuntó Kamala Harris.

De esa forma, Harris se comprometió a rescindir el programa estadounidense «Quédate en México», denominado oficialmente protocolos de protección al migrante (MPP, por sus siglas en inglés), que ha obligado a decenas de miles de inmigrantes de Centroamérica y otros países a esperar en territorio mexicano la resolución de las peticiones de asilo que han presentado ante la Administración de EE.UU.

Asimismo, la aspirante demócrata prometió cancelar los acuerdos de cooperación de asilo —basados en el concepto de «tercer país seguro»— que Trump ha firmado con Guatemala, Honduras y El Salvador, y que permiten a EE.UU. deportar a los refugiados que llegan a su territorio y no han pedido asilo en el primer país que pisaron al salir de su nación de origen.

Esas políticas han sido duramente criticadas por organizaciones defensoras de los derechos humanos como Human Rights Watch, que ha pedido a Washington que cumpla con sus obligaciones internacionales y no abandone a los migrantes y refugiados, que en algunos casos han sido secuestrados y extorsionados por grupos criminales.

La fortaleza de la inmigración

Además, Harris aseguró que Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama, «sabe que la inmigración es una fuente de fortaleza para el país» y, de llegar a la Casa Blanca, «terminará el trabajo de construir un sistema de inmigración justo y humano».

No obstante, Harris dijo que ella y Biden también harán «cumplir» las leyes, pero «sin ir contra las comunidades» latinas y «sin violar su derecho al debido proceso o destrozar las familias».

«A cada paso —arremetió—, Donald Trump ha usado a los inmigrantes como chivo expiatorio y los ha demonizado».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Biden y Harris prometen acabar con las restricciones a la concesión de visados