La salida de Leopoldo López de Venezuela tensa más la cuerda entre Maduro y el Gobierno español

Fuentes en Caracas aseguran que un sector del chavismo se cobró la fuga del opositor con la destitución de Néstor Reverol, ministro de Interior


caracas / corresponsal

La salida de Leopoldo López de la embajada española en Caracas y su huida a Madrid han tensado aún más las ya precarias relaciones del Gobierno de Pedro Sánchez con el régimen de Nicolás Maduro, después de que ambos países se acusaran mutuamente de violar la Convención de Viena.

Seis personas detenidas el sábado tras la evasión del líder opositor fueron liberadas este lunes por la policía política civil del régimen, el Sebin. Su arresto provocó que el Ministerio de Asuntos Exteriores español emitiera un comunicado el domingo en el que acusaba al régimen de Maduro de violar la Convención de Viena. Otras tres personas -Nubia Campos, cocinera de López, y dos vigilantes de la embajada- seguían este lunes detenidos, según indicó en un tuit el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

El comunicado del Gobierno español provocó una respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano, que acusó a España, y concretamente al embajador saliente en Caracas, Jesús Silva, de facilitar la fuga de un «condenado por terrorismo». El comunicado del canciller del régimen de Maduro, Jorge Arreaza, es hasta ahora la única reacción oficial a la fuga del preso político, que desde el 30 de abril del 2019 permanecía como huésped en la delegación española en Caracas.

Maduro, que el sábado y el domingo tuvo apariciones televisadas, no hizo comentarios, a diferencia de su segundo, Diosdado Cabello, que el domingo volvió a arremeter contra Silva y dijo que «seguramente lo acompañó hasta la puerta» de la embajada.

La escasa reacción oficial del régimen no significa que no estén pasando cosas. Este domingo Maduro anunció la sustitución del ministro del Interior, Néstor Reverol, por la gobernadora de Lara, Carmen Meléndez, quien ya había pasado por ese despacho. Reverol, que llevaba cuatro años en el cargo y es uno de los funcionarios del régimen más sancionados por EE.UU., donde está acusado de narcotráfico, pasa al Ministerio de Energía Eléctrica, puesto en el que en teoría tiene mucha menos protección.

Fuentes conocedoras de la maniobra, en Caracas, dijeron a La Voz que al exministro de Interior se le está cobrando la fuga de López, pues el Ministerio del Interior es el encargado de dirigir las policías, aunque el Sebin, que custodiaba la embajada española, responde directamente a la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez.

Las mismas fuentes señalaron que el sector más radical del chavismo, que responde a Cabello, es el que ha sentido más fuertemente la fuga del dirigente de Voluntad Popular, aunque el número dos del chavismo dijo el domingo que el escape de López es un problema de la oposición. «No nuestro», precisó. Ese sector habría forzado la abrupta salida de Reverol, aunque también se señala que el funcionario, uno de los más señalados por violaciones de derechos humanos en Venezuela, fue sustituido en un intento de mejorar la pésima imagen del régimen de Maduro.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La salida de Leopoldo López de Venezuela tensa más la cuerda entre Maduro y el Gobierno español