Detenidos varios afines a Carles Puigdemont de ERC y CDC por desviar fondos a Waterloo

Entre los arrestados figuran el exdirigente de ERC y exmiembro de Terra Lliure Xavier Vendrell y el empresario Oriol Soler. La operación sigue abierta y se están practicando 31 registros de domicilios y empresas en ocho partidos judiciales de Cataluña

Oriol Soler, David Madí y Xavier Vendrell, en imágenes de archivo
Oriol Soler, David Madí y Xavier Vendrell, en imágenes de archivo

Redacción

La Guardia Civil ha detenido al exconseller de ERC Xavier Vendrell, al empresario Oriol Sole, al exalto cargo de CDC David Madí y al historiador Josep Lluís Alay en el marco de una investigación judicial por supuesto desvío de fondos para financiar los gastos del expresidente Carles Puigdemont en Waterloo.

Según fuentes de la investigación, en el marco de la operación, dirigida por el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona y en la que se esperan más detenciones, se están practicando 31 registros de domicilios y empresas en ocho partidos judiciales de Cataluña.

En la investigación, una pieza separada de la causa que destapó un presunto desvío de fondos de la Diputación a entidades afines a CDC, se investigan los delitos de malversación, prevaricación y blanqueo de capitales.

El juez, que ha precipitado la operación a raíz de los indicios recabados durante meses de intervenciones telefónicas, también investiga la relación de alguno de los detenidos con las actividades de Tsunami Democràtic, de lo que podrían derivarse delitos contra el orden público.

Entre los detenidos, según han confirmado fuentes de JxCat, figura el historiador Josep Lluís Alay, jefe de la oficina del expresidente catalán Carles Puigdemont y quien también está siendo investigado por otro juzgado de Barcelona por un viaje al referendo de Nueva Caledonia, que pagó la Generalitat.

Alay, junto a dos mossos d'esquadra y el empresario Josep Maria Matamala, acompañaba a Puigdemont cuando fue detenido en Alemania, motivo por el que la Audiencia Nacional le investigó por un delito de encubrimiento.

Otros de los investigados en la trama de desvío de fondos son el alcalde de Cabrera de Mar (Barcelona), Jordi Mir, de JxCAT; el interventor delegado de la Consellería de Presidencia, Jordi Serra; la directora general de Centros Concertados y Privados del Departamento de Enseñanza, Pilar Contreras; y el excónsul honorario de Letonia en Barcelona y presidente de la Plataforma pro selecciones catalanas, Xavier Vinyals. También figuran entre los investigados los empresarios Antonio F.P., Roc A.V. y Marta M.A.

De hecho, uno de los registros se centra en las oficinas de la sociedad Events de Igualada (Barcelona), administrada por dos de esos empresarios y que se dedica a la producción de eventos culturales y deportivos, una firma que ya fue inspeccionada antes del 1-O en la ofensiva de la Guardia Civil contra los preparativos del referendo, informa Efe.

Los agentes del instituto armado han acudido también esta mañana a la sede del Ayuntamiento de Cabrera de Mar (Barcelona) para requerir documentación, principalmente contratos vinculados con procesos de adjudicación que el juez investiga por supuesto tráfico de influencias.

La investigación, que se tramitó durante año y medio en una pieza secreta, deriva de la causa abierta contra una trama de presunta concesión fraudulenta de subvenciones a fundaciones afines a CDC, uno de cuyos principales imputados es el exdirigente de CDC Víctor Terradellas.

De las conversaciones intervenidas en esa causa, el juez apreció indicios de que la trama corrupta podría estar desviando dinero público para costear gastos en Waterloo (Bélgica) del expresidente catalán Carles Puigdemont, huido de la justicia española, por lo que abrió la pieza secreta que ha dado pie a la operación de hoy.

Los tres principales investigados en la operación son empresarios próximos a CDC y a ERC y, además, estuvieron vinculados al llamado «estado mayor» del 1-O, el sanedrín que impulsó los preparativos del referendo unilateral de 2017.

David Madí fue estrecho colaborador del expresidente catalán Artur Mas, además de portavoz y secretario de comunicación y estrategia de la extinta formación.

Posteriormente, fundó su propia empresa, Nubul Consulting, tras dejar la política activa a principios de esta década, y ha sido asesor o miembro del consejo de grandes empresas como Deloitte, Endesa, Applus+ y Telefónica.

Xavier Vendrell, que militó en Terra Lliure, fue hombre fuerte de ERC y consejero de Gobernación en el tripartito de izquierdas y, pese a centrarse en su actividad como empresario en los últimos años no abandonó la política, ya que participó en varias reuniones del comité que preparaba el 1-O. Oriol Soler es un empresario vinculado al mundo editorial y de la comunicación que en 2003 fundó el grupo cooperativo SOM, antes llamado Grup Cultura 032.

Reacciones de Puigdemont y Torra

El expresidente de la Generalitat y líder de JxCat, Carles Puigdemont, ha apoyado a los detenidos de este miércoles y ha enmarcado la operación policial en «un intento de muerte política y civil del independentismo», ante la que ha advertido: «No lo lograrán».

Intentan la muerte política y civil del independentismo porque, tres años después de la declaración de independencia, continuamos luchando por una causa justa y democrática. No lo han logrado y no lo lograrán», ha remarcado Puigdemont en Twitter.

El expresidente catalán Quim Torra también ha exclamado en Twitter: «Basta de represión». Por su parte, el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha denunciado que las detenciones son «venganza pura y la evidencia que España», a su juicio, solo lleva «a la confrontación».

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha lamentado las detenciones y las considera como un «montaje» policial y judicial contra el independentismo.

El gabinete en la sombra que prepara el 1-O

C. Reino

Puigdemont y Junqueras pilotan el desafío con una decena de personas

La crisis en el Gobierno catalán que se llevó por delante hace mes y medio a cuatro consejeros no solo se produjo por motivos ideológicos, para apartar a los blandos y a los que albergaban dudas respecto al 1-O. También puso al descubierto el malestar que existía en el Ejecutivo catalán por la existencia de un Gobierno en la sombra, un sanedrín que toma las decisiones de calado sobre la hoja de ruta del referendo ilegal. El exconsejero de Empresa, Jordi Baiget, que fue el primero en caer, criticó sin tapujos la existencia de este grupo de consejeros externos, que maneja más información -según denunció Baiget- que algunos de los que se sientan cada martes en el Consejo de Gobierno. «Una parte del Govern no estamos en el núcleo duro de las decisiones, y eso genera lo que genera. ¿A mí y a otros se nos consulta la estrategia de lo que tenemos que hacer?», reflexionó Baiget. Tras los ceses/destituciones de Neus Munté, Jordi Jané y Meritxell Ruiz, Puigdemont y Junqueras aprovecharon para fortalecer la estructura de su gabinete y crear un comité de coordinación política, que integran presidente y vicepresidente, así como el secretario del Gobierno y el de la vicepresidencia. Aunque desde el PDeCAT pidieron a Puigdemont que con la remodelación se cargara el sanedrín, el jefe del Ejecutivo autonómico dejó claro que su continuidad era innegociable.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Detenidos varios afines a Carles Puigdemont de ERC y CDC por desviar fondos a Waterloo