El terrorista abatido que sembró el terror anoche en Viena era simpatizante del Estado Islámico

Paseó por el centro ametrallando a quienes ocupaban las terrazas de los bares y dejando al menos cuatro muertos y más de una decena de heridos, seis de ellos de carácter grave. El ministro del Interior no aclara si participaron más personas en el ataque


Redacción

Cuatro civiles han muerto en Viena como consecuencia de un atentado perpetrado anoche por «al menos un terrorista islamista», según ha informado en rueda de prensa el ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer. El titular de Interior ha confirmado que el terrorista ha sido abatido a tiros por agentes de las fuerzas de seguridad austríacas y ha señalado que era «un simpatizante de Estado Islámico».

El sospechoso ha sido identificado como Kujtim F., un joven de 20 años originario de Macedonia del Norte y que también tenía la nacionalidad austríaca. El atacante había sido condenado a finales de abril del 2019 por pertenencia a una organización terrorista tras haber sido detenido por tratar de viajar a Siria para unirse a Estado Islámico y fue puesto en libertad condicional a principios de diciembre de ese año, según informa el diario 'Kronen'. De acuerdo con este periódico, Kujtim F. había jurado lealtad al nuevo líder de Estado Islámico poco antes de cometer el atentado.

Fuentes del Ministerio del Interior han confirmado a la agencia de noticias austríaca APA que se han realizado varios registros domiciliarios relacionados con «el autor» del ataque y que varias personas han sido detenidas.

Las autoridades austríacas no han aclarado si el terrorista abatido tenía cómplices. Un portavoz del Ministerio del Interior, Harald Soros, ha explicado a la misma agencia de noticias que las autoridades creen que podría haber cuatro personas directamente implicadas en el atentado. Nehammer ha informado de «numerosos registros domiciliarios» y de «varios arrestos», aunque no ha podido concretar si el atentado ha sido obra de varias personas, informa Europa Press.

«Austria ha sido una democracia fuerte durante 75 años, moldeada por valores básicos como la tolerancia y el Estado de derecho. El ataque ha sido contra los valores democráticos austríacos. ¡No lo vamos a tolerar!», ha subrayado Nehammer.

El atentado en Viena tuvo lugar el lunes por la noche y se desarrolló en hasta seis puntos del centro de la capital austríaca, dejando un balance de tres muertos y más una decena de heridos, seis de ellos de carácter grave. Este martes, las autoridades han confirmado la muerte de una mujer que estaba herida grave, con lo que el balance se eleva a cuatro víctimas mortales, dos mujeres y dos hombres.

El portavoz de la Secretaría de Salud de Viena, Christoph Mierau, ha informado de que la situación del agente de Policía herido en el ataque, de 28 años, sigue siendo «crítica» aunque permanece «estable», tras recibir varios disparos mientras realizaba labores de vigilancia de una sinagoga de la capital.

La Policía de Viena trasladó que, alrededor de las 20.00 horas, se registraron varios disparos en el área de Seitenstettengasse, aunque hubo otros cinco puntos distintos de la capital afectados por el atentado, obra de uno o varios atacantes que portaban armas de largo alcance.

El propio alcalde de la ciudad, Michael Ludwig, ha revelado que el sospechoso abatido estaba «muy bien preparado», como demuestra el fusil de asalto semiautomático, la pistola y el machete que llevaba cuando fue neutralizado. Sin embargo, ha puntualizado que el cinturón de explosivos que tenía era falso.

Como ya hicieran a lo largo de la noche, desde el Gobierno y la Policía austríaca se ha pedido a los ciudadanos que no difundan imágenes y fotografía de lo ocurrido, para no «confundir» ni «desinformar» a la población y ha insistido también en que permanezcan en sus hogares para así facilitar la labor de las autoridades.

En ese sentido, Nehammer ha vuelto a recordar que los estudiantes están exentos de acudir a las escuelas y centros educativos de la capital. El centro de la ciudad ha sido declarado zona roja y ha sido sitiado por un millar de agentes de la Policía y el Ejército, ha informado el diario austríaco 'Der Standard'.

Francia detiene a 4 hombres por posible vínculos con el terrorista de Niza

La investigación del atentado terrorista contra una iglesia de Niza del pasado 29 de octubre avanza con la detención de cuatro hombres en la región de París por posibles vínculos con el asesino, el joven tunecino Brahim Issaoui, que se recupera de sus heridas en un hospital.

Fuentes judiciales indicaron a Efe este martes que entre esos cuatro nuevos arrestados en el departamento de Val d'Oise hay en particular uno de 29 años, originario de Túnez, del que se sospecha que estuvo en contacto con Issaoui. Los otros tres, que tienen 45, 23 y 40 años, se encontraban en el domicilio de éste cuando las fuerzas del orden acudieron para detenerlo.

Con ellos, son cinco en total los que se encuentran bajo arresto en esta investigación, además del autor del atentado, que fue neutralizado a tiros por la policía municipal que acudió a la iglesia Notre Dame de Niza donde asesinó con un cuchillo a tres personas.

El tunecino de 29 años se cree que iba con Issaoui en la embarcación en la que llegó clandestinamente a la isla italiana de Lampedusa a finales de septiembre y que continuó su trayecto con él hasta Francia.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El terrorista abatido que sembró el terror anoche en Viena era simpatizante del Estado Islámico