La Fiscalía del Supremo investigará al rey emérito por el uso de tarjetas opacas

Los gastos, posteriores a la abdicación, afectarían también a la reina Sofía


Madrid / La Voz

La Fiscalía del Supremo investigará los gastos realizados por el rey emérito Juan Carlos I con cargo a unas tarjetas de crédito vinculadas a cuentas bancarias en las que no aparece como titular. Entre las personas investigadas por estos hechos figuran también, según la información adelantada por eldiario.es, la reina Sofía y familiares directos del rey Felipe VI, pero no el actual jefe del Estado ni su esposa, la reina Letizia. Otras fuentes indican, sin embargo, que la investigación afecta exclusivamente a Juan Carlos I y a ningún otro miembro de la familia real. Los gastos efectuados con esas tarjetas se habrían producido en los años 2016, 2017 y el 2018, y son por tanto posteriores a la abdicación de Juan Carlos I, lo que implica que los actos no estarían protegidos por la inviolabilidad que la Constitución otorga al jefe del estado mientras ostenta el cargo.

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha ordenado a la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada que «remita con efectos inmediatos» las diligencias de investigación que comenzaron en el año 2019 para que sea la Fiscalía del Tribunal Supremo la que asuma el caso y «continúe las actuaciones hasta su conclusión y efectos», ya que el rey emérito continúa siendo aforado. La nueva investigación es independiente de la que afecta a las cuentas bancarias que Juan Carlos I posee presuntamente en Suiza y que ya estaban siendo indagadas. La Fiscalía es partidaria de archivar la causa que afecta a las comisiones que habría recibido el anterior monarca por su mediación en la construcción del AVE a la meca, al considerar que esos hechos, anteriores a la abdicación en 2014, están protegidos por la inviolabilidad. La nota de la Fiscalía difundida ayer sobre las tarjetas vinculadas a cuentas opacas señala sin embargo que en los hechos investigados resulta «involucrado el hoy rey emérito, Juan Carlos de Borbón», aunque no concreta el contenido y el alcance de las pesquisas.

El Gobierno pide ejemplaridad

Según la noticia adelantada por el digital eldiario.es, Anticorrupción analiza todos los gastos de estas tarjetas y el origen de los fondos que las cubren, procedentes presuntamente del extranjero. En esas diligencias, la Justicia española ha remitido comisiones rogatorias a varios países para rastrear la procedencia del dinero. Según esta fuente, varios nietos del rey emérito habrían hecho uso de las tarjetas investigadas. Entre los gastos cargados por la reina Sofía figurarían numerosos viajes a Londres, ciudad en la que la esposa de Juan Carlos I reside desde hace años de forma habitual. De momento, habría indicios de un presunto delito fiscal, al ser incrementos de renta no declarados superiores a 120.000 euros en un año.

El Gobierno se refirió ayer a este caso. Aseguró que velará por «la ejemplaridad y la transparencia de todas las instituciones» y la «rendición de cuentas», y se mostró a disposición de la Justicia «para cualquier colaboración que se estime oportuno».

El ministerio público abre diligencias para averiguar el origen de la filtración

La Fiscalía indaga la filtración de la nueva investigación que concierne al rey emérito Juan Carlos I. En la nota hecha pública ayer por el departamento que dirige la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, se indica que, una vez recibido un informe de Anticorrupción sobre este asunto «y constatada la identidad de algunos de los extremos publicados con el contenido de las Diligencias de Investigación», que no se mencionan, se han incoado «diligencias de naturaleza gubernativa» para «comprobar las condiciones de custodia y acceso de los expedientes». Lo que se investiga es la filtración de estas diligencias al periódico eldiario.es, que publico la noticia. Esta fuga de información se ha comunicado al delegado de Protección de Datos de la Fiscalía General «a los oportunos efectos», según el comunicado. Fuentes de la Fiscalía citadas por Europa Press señalan que, al margen de la investigación para aclarar el origen de la filtración, lo que se ha publicado en el diario que adelantó la noticia contiene «inexactitudes», aunque no aclaran a qué aspectos de la información se refieren.

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, eludió hacer más valoraciones sobre lo publicado y aseguró que el Gobierno se ha enterado de este caso por los medios de comunicación.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Fiscalía del Supremo investigará al rey emérito por el uso de tarjetas opacas