Sánchez se asegura la mayoría para que el Congreso no tumbe los Presupuestos

El PP anuncia este viernes su enmienda a la totalidad, pero Cs y el PNV la rechazarán

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig

Madrid / La Voz

El Gobierno acelera los contactos políticos para garantizarse una mayoría suficiente que le permita sacar adelante los Presupuestos para el 2021. Y, por ahora, tiene buenas perspectivas. Aunque no de forma oficial, tiene ya garantizado el respaldo para dar el primer paso en la tramitación de las cuentas públicas tumbando con el apoyo como mínimo del PNV, Ciudadanos, Más País y Compromís y Nueva Canarias las enmiendas a la totalidad que se presenten en el Congreso. De momento, ya se han confirmado cinco, las de VOX, Coalición Canaria, Foro Asturias, BNG y Junts per Catalunya, aunque en este caso, solo lo hará la parte del grupo escindida del PDeCAT, y solo como un «toque de atención».

Pese a que se da por hecho que el PP presentará  también la suya, los populares mantuvieron este viernes la incógnita. Su portavoz en el Senado, Javier Maroto, aseguró que si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «levanta la línea roja de no subir los impuestos» y «rescata a los autónomos» facilitará el «entendimiento» con su partido. Pero añadió que si mantiene la subida de impuesto «no hay posibilidad de acuerdo presupuestario».

 Cs ve respetadas su exigencias

Aunque la apuesta del Ejecutivo sigue siendo la de reeditar la mayoría de investidura junto a los partidos independentistas, no renuncia a lograr también el apoyo de Ciudadanos y cuida la relación con el partido naranja. Tras las muestras ofrecidas por Cs de su voluntad de llegar a un pacto, el partido de Inés Arrimadas abrió la ronda de contactos con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, por parte de Unidas Podemos.

Ciudadanos levantó el veto que mantenía sobre ERC y, aunque sigue manteniendo la dificultad de que ambos apoyen unas mismas cuentas, pone el acento en que el Gobierno ha respetado lo que denomina «líneas naranjas», entre ellas no subir impuestos a las clases medias y trabajadoras, a la sanidad privada, a la educación concertada y tampoco el IVA al diésel. Considera que eso es un «punto de partida» para el acuerdo, no apoyará las enmiendas a la totalidad y no se niega a que el Ejecutivo negocie simultáneamente con los independentistas catalanes.

Los republicanos catalanes, que se reunieron a continuación con el Gobierno, sí mantienen su veto a un acuerdo en el que participe Cs e insisten en pedir al Gobierno que elija socios entre ellos y el partido de Arrimadas. ERC no cierra la puerta a un pacto, aunque no anunciará hasta hoy viernes si presentará o no una enmienda a la totalidad de las cuentas públicas. Pero, incluso aunque ERC acabara presentándola, al Gobierno le bastaría el apoyo de Ciudadanos, el PNV, Más País, Compromís y un solo voto más de un partido pequeño (PRC o Teruel Existe)  para sumar los 176 escaños necesarios.

 Críticas de Podemos en Defensa

El PNV mantiene como siempre su intención de negociar bilateralmente con el Gobierno sin tener en cuenta al resto de fuerzas y por eso rechazó participar en la ronda de contactos iniciada por el Ejecutivo, asegurando que Sánchez solo busca «una foto». Los nacionalistas vascos adelantaron, sin embargo, que no presentarán una enmienda a la totalidad, lo que es un primer paso para el acuerdo definitivo.

Pero, al margen de los apoyos externos, el Ejecutivo mantiene también conflictos internos. El portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Defensa del Congreso, Roberto Uriarte, criticó que el PSOE no contara con su partido para redactar el presupuesto de ese ministerio. Y la responsable de ese departamento, Margarita Robles, pidió que se evite hacer un «uso partidista» de las cuentas de Defensa porque sirven «para hacer un mundo más libre, más seguro».

Sánchez pide un gran acuerdo para aprobar «a tiempo» los Presupuestos y gestionar los fondos europeos

El jefe del Ejecutivo asegura que no hay alternativa a las cuentas públicas «progresistas» que ha presentado el Gobierno

La Voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho hoy un llamamiento a un gran acuerdo político que permita aprobar «a tiempo» los Presupuestos Generales del Estado para el 2021. Durante una visita a la Comunidad Valenciana para presentar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española financiado por la Unión Europea, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que los Presupuestos están «perfectamente alineados» con ese plan y por ello su aprobación «a tiempo» es «fundamental para el correcto desarrollo» de esos proyectos.

«Todos somos conscientes de que no existe alternativa a unos Presupuestos de país», ha señalado Sánchez, que ligaba así de nuevo la llegada y la ejecución de los fondos europeos a la aprobación de las cuentas públicas «progresistas» como las que ha presentado el Gobierno. Por ello, ha invitado a «trascender la miopía de las líneas rojas» y «los clásicos intereses enfrentados». «Nada de eso cuenta frente a la urgencia y la excelencia» de los objetivos para hacer frente al coronavirus. Y ha añadido que la pandemia puede constituir incluso «una oportunidad de avance». «Estamos ante el mayor reto económico y social al que nos hemos enfrentado desde el restablecimiento de nuestra democracia, y por tanto si España acuerda, España gana», ha concluido.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sánchez se asegura la mayoría para que el Congreso no tumbe los Presupuestos