El rey emérito tropieza con las filtraciones

Mateo Balín MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El rey emérito, en el acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución, en diciembre del 2018.
El rey emérito, en el acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución, en diciembre del 2018.

La revelación de tres investigaciones de la Fiscalía, la última vinculada a un 'trust' en un paraíso fiscal, parece enviar un mensaje para que don Juan Carlos permanezca en el 'exilio'

08 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

No parece casual que en menos de una semana se hayan filtrado o revelado tres investigaciones abiertas por la fiscalías Anticorrupción y del Tribunal Supremo al rey emérito coincidiendo con la pretensión de don Juan Carlos de abandonar de forma inminente su exilio voluntario en Abu Dabi y regresar a España, tal y como ha deslizado su entorno más cercano.

El pasado 30 de octubre se conoció a través de un medio digital que la Fiscalía del Supremo preparaba el archivo de las diligencias abiertas en junio por las presuntas comisiones del AVE saudí. Se habían encontrado indicios de delito fiscal y/o blanqueo de capitales, pero todos estos hechos abarcaban el período de su reinado. Es decir, era inimputable. La coletilla de la información fue que el cierre de las diligencias vendrían acompañadas de un «duro relato» por las actividades del anterior monarca, y que los reyes Felipe y Letizia y la princesa Leonor no tenían nada que ver. Se quedaban al margen.

Este martes pasado, 2 de noviembre, una vez digerido el archivo por la inviolabilidad de don Juan Carlos, se conoció a través de otro medio digital que Anticorrupción investigaba al rey emérito, a doña Sofía y a familiares cercanos por el uso de tarjetas opacas a nombre de terceros para gastos personales. Un presunto entramado para evitar la lupa de la Agencia Tributaria y que contaría con dos testaferros, un coronel y un empresario mexicano cercanos al exjefe del Estado.